Inicio Atlético de Madrid Atlético 0-0 Leverkusen: Oblak encarrila el pase a Cuartos

Atlético 0-0 Leverkusen: Oblak encarrila el pase a Cuartos

683
0
Compartir

Un gigante llamado Oblak fue el protagonista del partido con cinco grandes paradas que salvaron al Atlético en numerosas ocasiones. El equipo del Cholo Simeone se clasifica por cuarto año consecutivo en cuartos de final de la Champions League, acercándose tan sólo cinco partidos a Cardiff.

El resultado de la ida le valió al Atlético de Madrid para pasar desapercibido en el partido de vuelta ya que dejó una imagen no muy propia del equipo con pocas ocasiones de gol y un juego dejado. El Leverkusen salió con todo para dar la vuelta al partido con movimientos rápidos y llegadas por las bandas dando a la defensa dolores de cabeza. Pero allí estaba el esloveno para pararlo todo y dejar en lo más alto al equipo. El muro de Oblak salvó al Atleti. Pero a medida que avanzaba el partido, el equipo se iba despertando y  tomando control de la situación. Vinieron las ocasiones de Correa y Griezmann, que se estamparon en la portería de Leno con grandes paradas. La puntería no fue su mejor fuerte durante el partido.

Sin embargo, la actuación más destacable del partido fue la triple parada de Jan Oblak. Como toda noche de Champions, tiene que haber un recuerdo para la historia y Oblak lo protagonizó. Todo comenzó en una jugada del Leverkusen, que se libró de la defensa rojiblanca y llegó al área dónde se encontraba Oblak preparado pararlo todo. Y así fue, repelió tres remates a bocajarro. Primero de Brandt, parando el balón con el cuerpo. Volland cazó el rechace, disparó pero Oblak sacó la mano como un superhéroe con sus reflejos. Y Volland volvió a intentarlo topándose una vez más. Y la afición se rindió al portero con el cántico: “¡Obi, Oblak, cada día te quiero más!”.

Simeone movió ficha en el segundo tiempo, metiendo a Savic y Gaitán para dar un lavado de cara al partido. Pero el equipo siguió en las mismas, con pocas ocasiones y dejándolo todo en manos de Oblak. El técnico argentino deja para el partido contra el Sevilla la ansiada vuelta del Niño Torres al terreno de juego, que calentó toda la segunda parte en la banda junto a Juanfran y Cerci. Ello avivó más las ganas del Calderón de volver a ver jugar al de Fuenlabrada. Todo se verá este próximo domingo a las 16:15.

Una vez más el Atleti, se encuentra entre los ocho mejores clubes de Europa, optando por la Copa tan soñada. El escenario para esta ocasión será Cardiff donde los colchoneros ven posible una final con sello rojiblanco. Todo este camino hasta aquí, por cuarta vez consecutiva, ha sido resultado de mucho esfuerzo, coraje y corazón. El próximo rival de Champions se sabrá en el sorteo del próximo viernes a las 12h. Llegar a cuartos para el Atleti parece ya costumbre, pero sólo falta algo más que cumplir: no quedarse a las puertas de la gloria.