Inicio Linares Deportivo Cuando el Linares quiere; puede (2-1)

Cuando el Linares quiere; puede (2-1)

957
0
Compartir

 

Los azulillos tiran de garra y se llevan los puntos ante La Roda. Los primeros minutos fueron de fútbol, después, de coraje.

 

Ya tenía ganas de comenzar una crónica felicitando a la plantilla del Linares Deportivo. Y debo hacerlo porque ante La Roda, los 14 que saltaron al terreno de juego se dejaron el alma. En la mayoría de los casos, seguimos sin ver ese fútbol que todos (excepto uno) sabemos que tienen y que demostraron en la primera vuelta, pero si el fútbol sigue sin llegar a sus piernas, dando el 200% de cada uno como han hecho hoy, la afición no podrá más que rendirse ante el esfuerzo.

Los azulillos, como digo, hoy tuvieron que darlo todo. Durante los primeros minutos, pareció que el Linares pasaría por encima del conjunto albaceteño como si de un rodillo se tratase, y es que los de Ferrando practicaban un fútbol excepcional al que tan solo le faltaba el remate. Todo comenzó con un jugadón de Rueda que lo hizo todo excepcional excepto el disparo, que se le marchó arriba cuando se plantaba solo ante Pulpo Romero.

Posteriormente, serían Corpas y Casi quien tendrían claras ocasiones, pero sin éxito. Los azulillos maniataban a La Roda, pero con el paso de los minutos, los visitantes se iban encontrando cómodos y los nervios comenzaban a aparecer entre el plantel linarense. El único que no se puso nervioso fue Chus Hevia en el 44. Tras un pase de Corpas, el asturiano se plantaba ante Romero, el meta tapaba todos los huecos y Hevia tuvo que recortar a un defensa para batir al meta castellano manchego. Sin duda alguna, un gol de crack.

La segunda mitad iba a ser más igualada. La Roda apretaba y los azulillos trataban de sentenciar a la contra. Eran los visitantes los que se hacían con la posesión, y ante tal empuje, Ferrando decidía dar entrada a Fran Lara para sostener el medio campo. Rueda se marchaba a vestuarios. Lo cierto es que la sensación de peligro que provocaban los hombres del conjunto visitante, tampoco era excesivo, si bien lograrían la igualada en el 67 a balón parado por medio de Megías.

El técnico azulillo quería ir a por el partido e inmediatamente introducía en el terreno de juego a Luis Lara para tratar de hacer más daño a la contra. A La Roda no le valía el empate y tendrían que seguir arriesgando. El Linares avisaba, y una contra perfectamente comandada por Higinio, iba a finalizar con gol de Luis Lara, que llegaba en segunda jugada tras intentarlo primero Corpas. Linarejos estallaba. En ese momento, Cuerva empezó a tener molestias y Vega entró en el medio campo. Poco más iba a pasar.

Finalmente los tres puntos se quedan en Linarejos. Eran ya muchas las jornadas sin ganar y la necesitaba la parroquia azulilla. Insisto en que a muchos futbolistas les sigue faltando fútbol, pero hoy les sobró carácter. Ese es el secreto de la victoria azulilla. Si Ferrando devuelve el fútbol y los deportistas aportan el coraje, el público de Linares puede volver a divertirse en este último tramo liguero.

Para finalizar, permítanme que señale que fueron muchos los futbolistas del Linares que hoy acabaron tocados. El esfuerzo pasó factura y tuvo recompensa. Hoy vimos a un sensacional Rosales recuperando lo que nunca debió dejar escapar; el bastón de mando en la zaga. Vimos a Rueda dar señales de la calidad que atesora. A Cuerva ocupando terreno, con más o menos acierto, pero pareciéndose al que deslumbraba. A Rodri acariciando y mimando el balón. A Higinio siendo el líder que necesita el equipo, y a otros muchos dejándose la vida en otras facetas. Y Linarejos, inconmensurable…

Linares; así, si…