Inicio Linares Deportivo El Linares enfada a una afición cansada de excusas y palabras bonitas

El Linares enfada a una afición cansada de excusas y palabras bonitas

3191
0
Compartir

 

Aproximadamente 300 aficionados se dieron cita hoy en San Fernando. Ellos vuelven decepcionados, al igual que los que se quedaron en tierras mineras. 

 

El Linares Deportivo jugará el play out de descenso y su afición estalla tras ver como sus futbolistas arrastraron el escudo, la camiseta y la historia por el verde el “Iberoamericano Bahía Sur”. Llevamos semanas escuchando y leyendo eso de “tenemos que estar todos juntos”, y si, es cierto, pero llega un momento en el que el aficionado de verdad no puede controlar la rabia de ver como los futbolistas no se parten la cara por los colores.

Está claro que en el fútbol cada vez existen menos los sentimientos y el amor a la camiseta, pero lo que esta temporada se mueve en el vestuario azulillo es algo fuera de lo normal. Hace semanas me comentaba “alguien”, que la pasada temporada, cuando Chico y Payán entraban al vestuario, el resto de compañeros se cuadraban. Este año no hay jugadores como ellos. Alguien quiso ser el líder absoluto de dicho vestuario y actualmente se encuentra comiendo espetos al sol viendo como la herida que dejó, no cicatriza. No, no me olvido de Rivera y de la responsabilidad que arrastra. La primera vuelta fue casi sobresaliente, pero llevaba semanas fuera de onda y el vestuario era un polvorín en su contra, pero claro, contar eso, no es políticamente correcto. Lo que decía de sus futbolistas en público y en privado, es prohibitivo. Se que para sus colegas es Dios, pero allá cada cual con sus creencias.

Pero no toda la culpa la tiene Rivera. Cierto es que el vestuario no tiene un líder. Hablar y motivar es muy fácil, pero hay que demostrar. Este año no hay jugadores capaces de ordenar el vestuario y eso es un problema. Los aficionados se empiezan a cansar de que los profesionales que defienden su escudo, no se dejen el alma en cada partido. Están cansados también de ver como en sus días libres, hacen cualquier cosa excepto descansar (como por ejemplo, practicar otros deportes o realizar largos viajes). Cada uno puede hacer con su vida lo que quiera, pero con la situación que vive el Linares, porque durante un par de semanas se eviten las reuniones, los partidillos y los viajes, no pasa absolutamente nada.

Sigo insistiendo en que el Linares, por calidad, tiene una plantilla compensada. Se fichó lo que el presupuesto permitía, aunque de haber evitado caprichos del tipo Canillas, Mario Sánchez, etc, quizá la planificación podía haber sido otra. Y gracias que vino Curto, al que Rivera no quería (y permítanme que no reproduzca lo que decía de él). Vinieron jugadores que entraban en el presupuesto. Si, del Cacereño o el Linense, equipos descendidos, pero los descartes del Cádiz, UCAM, etc tenían precios prohibitivos.

Llegó el mercado de invierno. Se trajo a Ian González para poder vender a buen precio a Curto. También vino Rueda, un futbolista que llevaba meses sin jugar y que no ha aportado nada a pesar de la gran calidad que atesora. Otro capricho.

Pero los verdaderos responsables de lo sucedido son los futbolistas. Lo presenciado hoy en San Fernando, ha sido sonrojante. Toda Andalucía ha podido ver a un equipo muriendo por lograr el objetivo y a otro paseándose sobre el terreno de juego. No crean que disputar el play out les proporcionará a los futbolistas un incremento en su sueldo o algo parecido. Que el Club vaya a hacer caja es algo relativo. Deberán poner los precios de las entradas muy baratos o de lo contrario, la afición, puede decir ¡¡Basta!!. Y abrir el estadio, pagar arbitraje, seguridad y demás necesidades, tiene un coste. En serio, no crean que se ha buscado el play out. Simplemente los futbolistas no tuvieron el carácter que esta afición se merece.

Esta semana volverán a salir ante los medios de comunicación pidiendo apoyo y negando malos rollos. Y lo triste de todo esto, es que los sufridores aficionados volverán a creer y a confiar. Creerán que el vestuario es una balsa de aceite, y confiarán en que sus jugadores se dejarán la vida en el play out. Entiendo que una vez comiencen los partidos, los aficionados tienen que estar a muerte con el equipo. Todos tienen que salvar la categoría y después pedir responsabilidades. Calidad hay en la plantilla. Ganas parece que no tantas.

Las redes sociales han dejado claro el enfado de los aficionados en la tarde de hoy. A continuación muestro algunos ejemplos:

 

 

Estos son algunos ejemplos de lo que siente hoy el aficionado del Linares Deportivo. Los futbolistas demostraron en la primera vuelta que tienen calidad. Cierto es que Curto daba mucho, pero también tenían que llegarle balones, a pesar de que muchos se los fabricaba él solo.

Los aficionados están cansados de las posturitas en las redes sociales. El carácter y las posturitas, sobre el campo. Ahí es donde deben demostrar su hombría.