Inicio Linares Deportivo El Linares, a Tercera

El Linares, a Tercera

3028
0
Compartir

 

Se consumó lo que parecía inimaginable. El Linares Deportivo acompañará a Atlético Mancha Real y Real Jaén en Tercera División.

 

Parecía imposible hace meses, pero finalmente el Linares Deportivo ha descendido a Tercera División. La derrota en Linarejos ante un oficioso Burgos CF, lleva a los azulillos al pozo del fútbol nacional.

En los próximos días, o quizá horas, entraremos en valoraciones dolorosas. No les voy a hablar ahora del compromiso ni de la profesionalidad, porque antes de quedarme a gusto, quiero contrastar ciertas informaciones. Supongo que una vez descendido el equipo, ahora si, será el momento de poner las cosas en su lugar hablando alto y claro. Ya se acabó eso de vender felicidad.

Lo sucedido hoy en Linarejos es un reflejo de que, como ha comentado Ferrando en rueda de prensa, el equipo durante el curso no había hecho los deberes, y para el examen final de septiembre, solo estudió el último día. Hoy si hubo compromiso por parte de los futbolistas, al menos de casi todos, pero ha sido demasiado tarde. Los aficionados debemos también ser autocríticos y reconocer que quizá se le ha dado demasiado cariño a algunos futbolistas que no lo merecían. No todos han tenido el carácter (por no decir otra cosa) de jugar lesionados e infiltrados como Joselu o Higinio.

El Linares Deportivo fue superior al Burgos en fútbol y en ocasiones, pero el destino quiso que Suárez en la primera mitad abriera el marcador tras un despiste defensivo de la zaga azulilla. Tuvo que ser Hevia quien hiciera la igualada en la segunda mitad, en el 80, pero en el descuento, Montero iba a aprovechar una pérdida de la zaga linarense en medio campo para dejar sin esperanzas a una sufrida afición local.

Hubo pitos en Linarejos para todas las parcelas de la entidad. Los futbolistas incluso recibieron una sonora pitada al abandonar en autobús el vetusto estadio. El público no entiende como se ha dado lugar a esta situación. Solo deseo que alguna vez, algún integrante de la plantilla cuente lo que durante esta temporada ha sucedido en el vestuario desde el primer día. Que lo cuente un medio de prensa, puede crear duda, pero que lo cuente alguien de los que han estado dentro, aumenta el porcentaje de credibilidad. Créanme que hay mucho que contar desde el 11 de Julio.

Hoy muchos de esos futbolistas han recogido sus cosas. En algunos casos, por fortuna, no volverán a vestir la azulilla. Otros querrán quedarse y dependerán del club, y por último, algunos de los más queridos, también marcharán por voluntad propia.

La afición, dolida y enfadada, mañana volverá a levantarse. Los linarenses que nos leen saben que será así. Y los que no, créanme que se levantarán. Al final el patrimonio de este club, es su masa social. En la tarde del domingo, 8000 almas dejándose la vida por un equipo que no debió llegar a disputar esta eliminatoria. Tiempo al tiempo. Sabremos por qué.

 

Imagen: Sergio Cruz