Inicio Opinión Antonio Oliver El Linares echa a andar hoy de la mano de Fran Carles

El Linares echa a andar hoy de la mano de Fran Carles

442
0
Compartir

El Linares se despereza. Tras el fallo jurídico que deja al equipo en Tercera División parece que ha comenzado, oficialmente, la operación retorno. La semana linarense se cerró ayer con la presentación de la campaña de socios y de Jorge Barba.

Lo que ha pasado en Linares es complejo y, además, está aliñado con el descenso y la expectativa frustrada del retorno vía reclamación. No va a ser fácil que se lancen todos unidos y en la misma dirección. Hay algunas grietas que no ayudan y deben ser borradas.

Por una parte está la herida del descenso. Descender sin que eso estuviera, ni por asomo, en tus planes de principio de temporada, hace la caída dos veces dura. Luego un curso largo y que se fue deteriorando lenta pero inexorablemente. Salidas y entradas de entrenadores, confusión de lenguas y por fin, jugárselo todo en un partido que, además, juegas en tu estadio. Hay cosas que, siendo lo mismo, duelen mucho más. Es como echar vinagre en una herida: escuece.

Es comprensible que el Linares haya vivido el último mes bajo una nube oscura y preñada de dudas. Así es el fútbol y así es la vida. Ha pasado en Linares, ha pasado en Jaén y seguirá pasando. Solo los equipos que juegan sin presión ni objetivos fijos o los que tienen tesorería para asegurar lo mínimo, están libres de estos desatinos que el fútbol prepara de vez en cuando.

Si hurgas en los espacios futbolísticos de la ciudad todavía se respira con dificultad y la prueba es que no ha habido entusiasmo ni con la campaña de socios ni con el ritmo de fichajes ni con el horizonte que se ve a finales de agosto. Todo esto es normal. Pertenece a la liturgia del fútbol. Sin embargo la experiencia en Linares en larga y está llena situaciones iguales o peores.

El futuro va a depender de los equilibrios, como siempre. Si se logra evitar rupturas definitivas y frenar desencuentros irreconciliables, en cuanto ruede el balón, llegará el acuerdo. La Tercera no da para medias tintas a equipos como el Linares. Solo hay un objetivo y la medida de cumplimiento marcará las pautas.

Directiva, jugadores, entrenador y afición sostienen la estructura. Si no hay acuerdo y reparto de responsabilidades habrá problemas. De todas formas hoy es un día para que la familia linarense haga un silencio en la ruidosa pretemporada y se junte.

La figura de Fran Carles puede ayudarles a la reflexión y lograr que se haga un esfuerzo por recuperar los valores del que fuera su Gran Capitán. Aplicando la solución de cariño que Carles sentía por su equipo, las cosas se verán de otra manera y lo que queda por delante será más sencillo. Seguro.