Inicio Fútbol Provincial Real Jaén presenta a Poblaciones y ya busca goles lejos de la...

Real Jaén presenta a Poblaciones y ya busca goles lejos de la provincia

330
0
Compartir

El Real Jaén con la llegada de Poblaciones cierra, a falta de una última presentación doméstica, la lista de jugadores que proceden de clubes de Jaén. El futbolista de Villacarrillo se ha mostrado feliz por incorporarse a un proyecto de referencia y ha reconocido que jugar en el Real Jaén representa estar “en el estandarte del fútbol provincial“. Como casi todos los jugadores firmados por el club hasta ahora, Tomás Poblaciones, tiene un pasado en el Real Jaén y eso convierte su llegada en un retorno con máximas aspiraciones.

A partir de este momento lo que llegué, salvo en un caso ya cerrado y si no aparece un mirlo blanco, será de lejos de la provincia. Castilla León, Castilla La Mancha, Granada, Murcia son algunos de los lugares hasta los que ha llegado el club en busca de información o para realizar contactos. Nada es nuevo. La base estaba muy cerca y era conocida por el entrenador, solo había que cerrar acuerdos.

En este momento, como hemos comentado ya en palabradefutbol.com, la dificultad esta en los hombres que desde arriba, desde la media punta o desde los extremos, tengan gol. Están identificados y, en algunos casos, el club ha alcanzado acuerdos. Sin embargo, hasta donde hemos podido saber, se presentan dos dificultades. La ya conocida barrera económica y, otra variante propia de la pretemporada, las aspiraciones deportivas de jugadores que tienen gol. Es de suponer que el Real Jaén, como otros equipos de Tercera División, se está encontrando con futbolistas que apuran sus posibilidades de jugar en superior categoría. Esto hace que las gestiones puedan estar casi cerradas pero “congeladas” hasta que se dilucide el posible futuro en 2B de los jugadores que puedan interesar. No es nuevo. El mercado es así y funciona con esos condicionantes. Esto ocurre todas las temporadas. Otras veces la espera se hacía con respecto a 2ªA, por desgracia se ha bajado un escalón.