Inicio Opinión Antonio Oliver Desiré Amaro: “El éxito es el equilibrio y trato de que el...

Desiré Amaro: “El éxito es el equilibrio y trato de que el jugador lo encuentre”

2120
0
Compartir

El Real Jaén de la presente temporada es un tubo de ensayo, un espacio de experimentos que todo el mundo observa con interés. Unos para certificar que, en este deporte, todo está inventado y que los experimentos se deben hacer “con gaseosa” y otros, por el contrario, con ganas de ver si se puede cambiar algo a partir de la creativada, la imaginación y la aplicación de fórmulas nuevas. Hay quien mira al Real Jaén con recelo y quien ha entregado sus armas desde el primer día. Lo que no cambia son los comportamientos humanos. Si el equipo funciona los recelosos volverán en tropel y si no funciona, los hoy rendidos y envueltos en el manto de la adulación, serán los más severos críticos. El fútbol es la vida a escala. Quizás por eso el Real Jaén, de la mano de su entrenador, ha decidido incorporar la figura de Desiré Amaro, flamante Coach del conjunto blanco.

Desiré Amaro no viene del fútbol pero puede serle muy util al fútbol. Su materia es el ser humano. Experta en los terrenos empantanados del alma Amaro actúa, sobre todo, por la observación y a partir de una base hecha de intuiciones, conocimiento y sentido común. Su formación es poliédrica. Licenciada en RR HH, trabajadora social, escritora – Amor mestizo de un erizo y Despues de tu piel, publicados por Ediciones del Lunar– y apasionada por la música y la cultura, entendiendo esto último como una necesidad de búsqueda personal que, además, le sirve como andamio para escalar todas las paredes de la persona. Trasparente, directa y sin dobleces, siempre dice lo que piensa a sabiendas de que, lo más cómodo algunas veces, sería el gambeteo. Ojalá que el fútbol no altere sus estructuras fundamentales y su relación sea la simbiosis perfecta. Ella le puede dar herramientas para la eficacia, el equilibrio y la felicidad y el fútbol le puede ofrecer una forma singular de entender la vida, la pasión, las emociones…lo más cercano a la mejor versión del ser humano.

 ¿Qué papel juega la mente, el ánimo, en los rendimientos deportivos? .- Es la emoción la que dirige la conducta, actuamos en función del estado emocional que tenemos y la emoción la activa un pensamiento (creencias = autoestima). Tener claro está conexión entre pensamiento, emoción y conducta es la clave del rendimiento. Identificar si limita o fortalece al equipo y al jugador y ayudarle a gestionar esas emociones, es mi trabajo.

¿Cómo llega usted al mundo del fútbol?.- Llego por casualidad. Buscando herramientas y métodos para trabajar el fracaso escolar y el desarrollo personal y profesional de personas y equipos, llevo veinte años. El fútbol es un mundo fascinante por el potencial y el impacto que tiene en las personas y en la sociedad, pero está lleno de dinámicas y creencias que lo perjudican y una gran resistencia al cambio. Quizás por eso sigo aquí, ha sido un camino largo y lleno de dificultades, pero me ha hecho crecer personal y profesionalmente, solo se crece en los límites, yo los he sufrido, hoy estoy agradecida a esas dificultades. En cualquier profesión los atajos se pagan.  Me quedo con la gente que en un momento de ese camino me ha dado una oportunidad o un motivo para seguir.

¿Crees que esta parcela está suficientemente valorada en fútbol, más allá de los equipos de elite?.- Cada día el fútbol es más exigente, pero sigue siendo decisión del entrenador dar un espacio y un lugar de importancia dentro del fútbol a esta parcela. Quien está dispuesto a crecer y a mejorar elige y busca una persona con este perfil tanto para el equipo  (los jugadores) como para el cuerpo técnico, responsable de decisiones y planificaciones en ese ámbito del trabajo.  Cuántas más variables se controlen del juego, tanto externas como internas, más competitivo será el equipo

¿El jugador tiene muchas dificultades para abrirse y entender la dimensión de su trabajo?.- Depende de cada jugador, crecer, evaluar y mejorar deportivamente es una elección individual.  Hay quien la aprovecha y quién no. Se le pone el recurso pero no se obliga. Tiene que ver con el grado de exigencia individual o el nivel del compromiso hacia el equipo. Ahora bien mi experiencia y mi función me ha generado muy buenas experiencias en el vestuario, me respetan y se genera una buena relación de confianza generalmente. También he de decir que trabajo otros aspectos más allá de lo psicológico, orientación laboral o educativa o cualquier aspecto social de su vida que necesite. La clave de un jugador que rinde es una vida con todas sus parcelas en equilibrio, yo los acompaño para ello.

Uste conoce bien a Valenciano. Ha trabajdo con él. ¿Cómo es el entrenador del Real Jaén?.- Valiente, con fuerza, inteligente e intuitivo. Respecto al trabajo en equipo como parte del Cuerpo Técnico, siempre te escucha y confía en tu trabajo, libertad absoluta para diseñar y actuar en mi parcela. Un hombre que hace lo que dice y se viste por los pies.

¿Cuesta captar el alma del grupo, saber qué necesita un conjunto de deportistas con el máximo objetivo como meta?.- Aquí no vale aplicar un manual de Coaching por capítulos ni llenar un vestuario ni las cabezas de los jugadores de frases de psicologia positiva, eso no sirve para nada. El arte de este trabajo es captar el alma de un Equipo, intuición, visión sistémica, capacidad para analizar las dinámicas y las relaciones dentro de un equipo, todo eso es lo que lleva a los resultados. Eso que no se puede tocar como al balón, es la energía que explica todo, tú lo llamas “alma”, me gusta, ese es el misterio y el reto de este maravilloso trabajo dentro de un Equipo de Fútbol.

¿Qué diferencia hay en actuar puntualmente con un grupo o hacerlo como miembro natural de un Cuerpo Técnico?.- Mucha. Actuar como agente externo, que llega en momentos muy puntuales y como consecuencia de una emergencia o de rendimientos bajos, sirve. Unas veces más que otrás. Yo lo hago cuando me reclaman. Sin embargo para que los resultados sean los que se persiguen y haya un alto porcentaje de lograrlos, es fundamental estar en el equipo técnico y con los jugadores a tiempo completo y como uno más del grupo. He tenido, como te digo, experiencias de todo tipo y, sin duda, la que tuve por ejemplo la pasada temporada en Villacarrillo fue plena. No solo por el ascenso y la consecución de objetivos, también por reafirmar la importancia que tiene esa inmersión plena a la hora de aplicar tus fórmulas de trabajo. Estoy convencida de que es el mejor camino para que mi aportación sea del nivel que se espera.

Llega a un equipo, el Real Jaén, en plena reconstrucción deportiva e insitucional. El presidente del Consejo de Administración ha reconocido que “no es de este mundo”, que no conoce el fútbol. ¿Le preocupa esa distancia en un deporte con tantos “cerrojos”?.- Al contrario. Me parece una oportunidad. En tiempos difíciles, en tiempos de diicultades de todo tipo, la distancia y la ausencia de tópicos puede ser una oportunidad grandísima. Los problemas viejos no se pueden atacar con fórmulas viejas. La creatividad puede salvar al club y es muy importante para este nuevo proyecto. En cierto modo algunos entrenadores, cuano empecé mi andadura por el mundo del fútbol, vieron en mi trabajo una oportunidad. Yo llegaba desprovista de prejuicios y con mis ideas claras. Llegaba a un grupo deportivo pero para mí era solo un grupo humano. En el fútbol, efectivamente, hay muchas situaciones que tienen más que ver con una tradición nociva que con aspectos prácticos y razonables. Es bueno que, desde fuera, se aporten herramientas que actualicen y ayuden. No creo que venir de fuera del fútbol sea un problema. Creo que veremos soluciones imaginativas y que pueden ser de gran valor para el futuro del proyecto. Por lo que conozco, creo que será así.