Inicio At. Mancha Real Antonio del Moral: “Fernando Campos y Valenciano, para mí, son una garantía”

Antonio del Moral: “Fernando Campos y Valenciano, para mí, son una garantía”

1271
0
Compartir

Antonio del Moral es uno de los capitanes emblemáticos del Real Jaén. Está en la cuerda de  Reina y Machado. Su condición viene dada por acumulación de servicios, miles de horas de partidos y entrenamientos pero, fundamentalmente, por jerarquía moral y por ser por ejemplo a seguir, dentro y fuera del campo. Sin doblez, directo, leal y siempre anteponiendo los intereses del equipo a los individuales. Ser capitán es algo perfectamente serio. Equilibrado en los momentos difíciles y jefe, cuando el equipo necesita un norte. Del Moral dejó el fútbol pero el fútbol nunca se ha ido de él.  Hay quien se inventa historias pero, lo mejor, es que la gente cuente la tuya a base de hilar partidos y hechos. Antonio ha sido un líder, en el mejor sentido. Mandando se hizo querer. Es es difícil. Los mediocres pueden mandar, pero no son queridos. Del Moral sigue mirando el fútbol, a distancia, pero mirando siempre lo que tiene que ver con el fútbol en general y con el Real Jaén en particular. El respeto no se impone, se gana. Él era y es respetado y, más importante, querido. En el fútbol, como en la vida, la verdad se premia.

¿Qué siente un jugador cuando desciende su equipo?

Antonio del Moral: Eso es complicado siempre. Bajar es una sensación desagradable en cualquier caso. Si, además, eres un futbolista de la tierra como ocurre con bastantes jugadores del Real Jaén, el dolor y el castigo es doble. No es agradable, pensar lo que pasa por la cabeza de un jugador cuando ve que no puede hacer nada para cambiar eso. Hay que meterse en la piel del jugador para entenderlo. Mucha gente lo puede llegar a entender y hay otra que no lo entiende. Es duro.

¿Cómo valoras la nueva situación del Real Jaén?

A. del Moral: Ya te digo que un descenso siempre es traumático pero, aunque pueda parecer raro, la nueva situación podría servir para regenerar algunas cosas y en lo deportivo, si el equipo empieza ganando, se vivirá un ambiente muy especial. Ya hay más de 2000 abonados y estoy seguro de que la afición va a responder. Con ese campo y con la afición en la grada el Real Jaén puede hacer una temporada muy gratificante en lo deportivo. El problema es que ese campo, si las cosas van mal en lo futbolístico y la gente no baja, puede ser también muy frío. Yo estoy convencido de que el equipo, en cualquier caso, va a estar arriba sí o sí. Además en el aspecto económico hay un respiro. El presupuesto es más bajo, los desplazamientos más cortos, las taquillas provinciales son numerosas. La presencia del Real Jaén en este grupo es muy buena también para los equipos comprovincianos. Veo muchos aspectos positivos a pesar del golpe que supone en descenso. Lo que sigue estado ahí es la deuda acumulada, los pagos ineludibles a Hacienda y Seguridad Social. Espero que los nuevos responsables lo gestiones bien porque ese es el gran problema y lo que amenaza siempre el futuro del club.

¿Qué opinas de lo que el Real Jaén ha hecho a la hora de formar su plantilla?

A. del Moral: Sin entrar a fondo, porque desconozco los detalles de cómo se ha hecho y cómo se ha planificado la platilla, lo que he visto y con todas las reservas, me parece muy lógico. Valenciano conoce bien el perfil de futbolistas que necesita y Fernando Campos es un experto en la materia. La categoría no entiende de nombres y para lograr el objetivo hay que ceñirse a la realidad de espacio en el que vas a jugar y de los equipos que vas a tener frente a ti. Este año la plantilla tiene que ser esta, de Tercera y lo más fiable posible. Si se asciende habrá que adaptarse a la nueva categoría pero ahora creo que se ha hecho lo correcto. El Real Jaén debe tener mucho cuidado en los cruces provinciales. Tendrá que ponerse las botas y jugar esos partidos con mucha seriedad, dentro y fuera de casa. Sí hay una cosa que me ha sorprendido en la confección de plantilla pero, como te digo desconozco los detalles, y es que se haya marchado Óscar Quesada. Creo que hubiera sido un jugador muy interesante por la experiencia y la jerarquía. De todas formas hablo desde la distancia.

 ¿Qué importancia das a la vuelta de Fernando Campos al club?

A. del Moral: Para mí, Fernando no tenía que haberse ido nunca. Es una persona vinculada por trayectoria al Real Jaén y representa los mejores valores de nuestro club. Me parece una garantía que esté ahí porque conoce el club, conoce el fútbol en general y el de nuestra provincia como la palma de su mano. Cuando conocí la noticia pensé que era un acierto. Conozco a Fernando y creo que su seriedad y su conocimiento pueden ser muy importantes en esta etapa. Creo que Valenciano y él son una garantía para el nuevo proyecto deportivo. Hay que dejarles trabajar y, seguro, veremos frutos.

 ¿Ves similitudes, de confección, entre esta plantilla y aquella mítica que tu capitaneabas y dirigía Neme?

A. del Moral: Creo que hay muchas similitudes. Jugadores, muchos, de Jaén y provincia. Equilibrio entre juventud y experiencia y nombres que quizás no conozcamos pero que si Valenciano y Fernando Campo los han sumado al proyecto, deben tener garantía. Aquel año, junto a los de casa, tuvimos a compañeros que, por no ser conocidos, provocaban dudas pero la competición los puso en su sitio y demostraron que, sin nombre, fueron hombres decisivos: Kubalita, José Luis, Compayns, López, Hotecillas. Era un equipazo de gente humilde. Cuando llegaron no sabíamos nada de ellos. Personalmente no tenía idea de lo que podía pasar, pero resultó un éxito. Al principio, y eso debe ser tomado en cuenta, nada está claro. Hay que dar tiempo. Recuerdo que, cuando jugábamos fútbol-tenis en el frontón del viejo estadio, te comenté que el mejor era Neme. Aquello inquietaba pero pasó lo que pasó y solo la mala suerte nos impidió culminarlo con un ascenso. El fútbol esa vez, no fue justo.

Hablando de aquello…Neme o la importancia del entrenador…

A. del Moral: Él logró hacer del vestuario una familia. Los jugadores del Real Madrid, cuando ganaron la última Champions, hablaban de familia. Nosotros, aquel equipo, éramos una familia. Los jóvenes y los veteranos hicimos un grupo eficaz y Neme fue el responsable de que aquello funcionara como un reloj. Luego, su trabajo específico fue brutal. Era serio, pero conocía al jugador, sabía cómo acercarse a él. Eso fue importante para los jóvenes y ara los que ya teníamos horas de vuelo.  Una de las claves de  aquel equipo fue la preparación física. El responsable era Manolo Haro pero con Neme siguiendo cada paso. El entrenador no dejaba nada sin supervisar. Hacíamos tres entrenamientos diarios en pretemporada. Monte por la mañana, campo a la una de la tarde y más campo, con balón, sobre las ocho. Recuerdo que un jugador del San Fernando dijo en un partido de liga: “Estos corren como “amotos, son amotitios”…”

 Un mensaje a la afición… ante lo que se avecina

A. del Moral: A la afición le pido paciencia. Las cosas no van a ser fáciles. Es necesario llenar el campo. Estar, cuando se gane y cuando se pierda. Si el campo está lleno el equipo estará más seguro y más motivado. El rival lo pasará peor y los árbitros sabrán que están en el campo de un equipo con afición y con historia. Hay que huir de las dinámicas negativas y tratar de salvar los malos momentos a partir de una idea: juntos es más fácil.