Inicio 1ª División Estreno liguero en el Bernabeu ante un prometedor rival

Estreno liguero en el Bernabeu ante un prometedor rival

151
0
Compartir

Sin Sergio Ramos ni Cristiano Ronaldo. El Real Madrid afronta su primer partido del campeonato liguero en casa sin dos de sus capitanes y hombres imprescindibles. Es lo única nota negativa para el equipo de Zidane, que desde el primer partido oficial del curso -el pasado 8 de agosto, en Skopje (Macedonia) ante el Manchester United- solo conoce la victoria y, además, con un juego vistoso.

El renovado Valencia de Marcelino llega al Santiago Bernabeu con el objetivo de dar la sorpresa y llevarse la victoria de un feudo en el que ningún visitante gana en Liga desde que lo hiciera el FC Barcelona el pasado mes de abril. El técnico podrá contar con sus nuevos fichajes, entre los que destaca Kondogbia, llegado del Inter de Milán, así como Murillo, que hará pareja de central junto con Rubén Vezo pues, presumiblemente, Garay será baja por molestias.

Por su parte, Zidane recupera para el encuentro a Raphael Varane, que hará pareja en la zaga con Nacho. En el resto del equipo no se esperan novedades, por lo que es probable que Isco, Benzema y Bale sean los hombres encargados de crear peligro al equipo de la ciudad del Turia.

Ambos equipos han realizado una temporada distinta, pero la ilusión por el inicio del curso en las aficiones de ambas escuadras es óptima. El Real Madrid no ganó ninguno de sus cuatro choques de veraniegos, mientras que el Valencia cosechó gran expectación y optimismo en todos sus encuentros amistosos -a excepción, quizás, del jugado en casa ante el Atalanta (1-2)-. Asimismo, ambos ganaron su primer partido en la competición doméstica; 1-0 el Valencia ante Las Palmas, y 0-3 el cuadro de Zizou en Riazor.

Así, tras la victoria 2-1 en casa ante la Fiorentina, en el Trofeo Bernabeu, el coliseo blanco recibe, de manera oficial, al campeón de Torneo. Y lo hará con un gran rival: un Valencia que promete dar guerra y sumar su segundo triunfo liguero. No le será nada fácil ante el enrachado equipo de la capital.