Inicio Fútbol Provincial CD Martos – UDC Torredonjimeno: el partido

CD Martos – UDC Torredonjimeno: el partido

303
0
Compartir

El domingo se juega en Martos uno de los partidos más esperados de la temporada para la afición de la Peña. Se enfrentan dos equipos que viven unidos por el costado. Se juntan en el primer choque de la temporada. Primer asalto. CD Martos y UDC Torredonjimeno saben que no es un partido más. A la importancia de los puntos se une la rivalidad, la cercanía y la historia que les une con un balón como excusa.

Día especial, mejor, semana especial e intensa. Los locales preparan el choque con la certeza de que no pueden reeditar las sensaciones vividas con el Almeria B y los de Torredonjimeno no quieren pasar el calvario vivido en la última salida. Son dos realidades distintas pero una misma necesidad: la victoria. El equipo marteño tiene la meta de llegar a los puestos altos y no caer de ahí. Toni ha logrado que sus jugadores asuman el reto y trata de que los más jóvenes del plantel sigan a los jugadores con experiencia y logren superar la prueba. La fición del conjunto marteño quiere ver ganar a su equipo para sacarse la espina de la última cita y para, esta vez, quedarse con los puntos ante un rival muy directo por cercanía y relación futbolística.

Para que ningún aliciente falte a esta cita, el conjunto visitante, que dirige Manolo Chumilla, ha incorporado a jugadores provenientes del Martos CD para esta presente temporada. Partido especial para ellos y para el público. Reencuentros cargados de intensa competencia. Chumilla notó unas excelentes sensaciones en el último partido jugado en el Matías Prats. Se jugó bien y se superó a un rival correoso. No fue fácil pero los locales mandaron desde el principio.  Con esas vibraciones positivas acuden a Martos. En partidos como estos se rompe la realidad teórica del favorito. El Martos en casa lo sería pero, en partidos de esta magnitud, a un marcado componente psicológico que va a pesar mucho. El equipo que mejor coordine su juego con las sensaciones y mejor logre sujetar la urgencia y la ansiedad, tendrá ventaja.

El resultado es incierto. Los equipos conocen las virtudes y los defectos del rival. Luego la pelota manda. Lo que es seguro es que la grada será un hervidero. Solo hay que pedir, a todos, capacidad para manejar la victoria, el empate o la derrota. Queda mucha liga. No hay dramas todavía. Es buen momento para convertir este partido en una fiesta.