Inicio 1ª División El Madrid, del verano feliz al frío sol del membrillo

El Madrid, del verano feliz al frío sol del membrillo

157
0
Compartir

El Madrid hace la travesía de su desierto físico. Zidane niega la flaqueza de su equipo en este aspecto pero él y Pintus saben que esperaban esta falta de frescura lo que, seguramente, no habían calibrado era que fuera tan evidente y tan perniciosa para sus intereses deportivos.

Eran conscientes de que habría bajón después de agosto pero no lo calcularon ni tan gravoso ni tan evidente. Cuando coincide que Marcelo, Kroos, Modric y hasta Nacho, entre otros, no están a la misma velocidad y con la misma lucidez que sus rivales, el equipo de Zidane es otro. No es que falten, como ha dicho Ronaldo, James y Morata. Faltaría más, pero ese es otro análisis. Simplificar no aclara, confunde. No es eso que dice Ronaldo.

Lo cierto es que el mismo equipo que barrió en dos meses a la Juve y al Barcelona, reduciéndolos y dejándolos sin respuesta, hoy anda desconcertado, sin rumbo. Se le ha terminado la gasolina acumulada, a toda prisa, en julio para las citas de agosto. Cuando el músculo no tiene oxigeno no puede responder a las órdenes de la cabeza y entonces, sí, hay un problema mental pero, esta vez, por ese orden.

Dicho esto, el Real Madrid tiene un panorama complicado en la Liga. Perder ocho puntos es perder mucho. Quedan dos partidos contra el Barcelona pero, cuidado, ha llegado el Valencia. Un Valencia que solo juega lo doméstico y tiene moral, equipo e idea. El Atleti está en pleno debate de identidad. Ahí el Madrid lo tiene más complicado. Aunque recupere el tono, recuperar los puntos le va a costar.

Lo de Europa es otra cosa. Ha resuelto lo de los puntos pero no es de recibo pasearse por Londres con ese tono. No le sirve al Madrid tener encarrilada la fase de grupos y restarle importancia al tropezón de ser segundo. Eso lo sabe el Madrid perfectamente y en el pecado lleva la penitencia. De todas formas para cuando vuelva la Champions ya habrá vuelto el Real Madrid. Al tiempo.

Las cosas no van a cambiar de hoy para mañana.Suene las palabras que suene. Esto no va de deseos. Lo físico, como lo muscular, es lento, paulatino pero seguro, si se hace bien, y no hay razones para pensar que Pintus lo ha hecho mal. Lo que parece claro es que, porque de nada sirven los antecedentes, se da por enterrado al Madrid de Zidane y se le niega no solo el presente, se habla de nuevo de la fortuna en lo pasado. Es como si agosto, el mes de las alabanzas desmesuradas y de los elogios rebuscados, fuera un tiempo remoto. Entonces el denostado era el Barça. Hoy es el Madrid pero, eso ya está demostrado, estos equipos nunca se van definitivamente. Solo habrá que esperar y saber lo que tarda en llegar la primavera del Madrid, porque llegar, llegará.