Inicio 1ª División Messi, la foto y el Babel de Cataluña

Messi, la foto y el Babel de Cataluña

172
0
Compartir

Messi ha puesto su firma en el documento. La razón por la que se ha producido ahora y no antes está relacionada, cómo no, con la situación política. El Babel en el que se ha convertido la sociedad catalana ha sido la rampa de lanzamiento para una foto que, para muchos, era ya cuestión de “estado”.

Bartomeu y su equipo ejecutivo no sabían qué hacer, para llevar al argentino a la inmortalización del acuerdo. Sin embargo alguien vino a echarles una mano. Empezó a correr la teoría de que Messi se había posicionado y que no seguiría en Barcelona si el procés culminaba con éxito. Esta posibilidad, rumor o certeza, se ha extendido y, unas veces en tono de broma y otras completamente en serio, se ha llegado valorar el efecto de un posible pronunciamiento público del capitán blaugrana.

Lo cierto es que ante el creciente rumor que colocaba al jugador en lugares donde jamás ha estado y en los que, examinando su hoja de servicios, jamás estará, se hizo ver al futbolista y a los que deciden con él, que la instrumentalización de su imagen en el farragoso césped político, podía no ser bueno ni para él ni para su futuro en el Barça.

A partir de ahí se produjo una concatenación de voluntades y, al peligro de politizar la foto y convertirla en una moneda que circulara sin dueño, se han unido realidades como que el pacto estaba sellado y que Messi vive felizmente aislado en Barcelona. Los ecos del procés son, eso, ecos. Messi está lejos de inquietarse o de extrañarse. Llegó hecho un niño a Barcelona y esa música le suena. No sé si bien, mal o simplemente como ruido, pero está acostumbrado.

 Se terminó el desvelo para el presidente, la inquietud para los culés y el tema para darle vueltas. A partir de hoy Messi va por su lado y el procés y Bartomeu por el suyo, en esto, no ha cambiado nada. Estamos igual que antes de la foto. “Hoy como ayer y mañana como siempre”…