Inicio 1ª División De Gea, el mantra

De Gea, el mantra

115
0
Compartir

Es una constante en las tres últimas temporadas: El Real Madrid está interesado en David de Gea. Parece un mantra…De Gea, De Gea, De Gea. Se ha manoseado el tema, se ha retorcido la operación, se atascó en el fax y Zidane apuesta por Keylor. Ha pasado todo lo que podía pasar para que el portero de España no esté, desde hace tiempo, en el Real Madrid.

Sin embargo la alargada sombra de David parece que se une al deseo madridista, encarnado por su presidente, de tener bajo palos en el Bernabéu al portero de la Selección. Estamos otra vez en los mismos espacios que en temporadas anteriores. Contactos, preguntas y “papeles amarillos” que se desempolvan.

La experiencia es un grado y conocidos los antecedentes de la operación ya nadie se atreve, aunque se podría como se ha hecho otras veces, a decir que De Gea jugará en el Real Madrid la próxima temporada. Hay demasiadas cosas que aconsejan prudencia. Solo hay que repasar el expediente.

El interés del Real Madrid, otra vez, es claro y el deseo, fatigado ya, del portero también. Sin embargo, al margen de los escollos de la negociación de tiempos y cantidades que arrojan poca novedad, está la decisión de Zidane. El técnico francés del Real Madrid blindó su plantilla tras la consecución de la última Copa de Europa. Era “su familia” y estaba seguro de seguir en ella, por lo menos, un año más. Nada se toca. Tenía autoridad moral para pedir eso.

En este momento lo que parece claro es que el conjunto madridista debe atacar el futuro de su portería y para ello se ha puesto en marcha, casi como un acto reflejo, la operación De Gea. Es normal que el Real Madrid vuelva a por uno de los porteros más cotizados del fútbol internacional que, además, es español. Habrá que ver si lo que tenía Zidane era interés en proteger a Navas como miembro de su excelente familia deportiva o, quizás, lo que le ocurre es que deportivamente no le gusta De Gea. Habrá que ver si Zidane, tras esta temporada, sigue en el cargo y habrá que ver si todo lo dicho sobre Kepa tiene alguna relación con la realidad…pero esa es otra historia.