Inicio 1ª División El sorteo de Champions ha sido duro, pero no es malo

El sorteo de Champions ha sido duro, pero no es malo

236
0
Compartir

El sorteo de Champions ha sido muy acertado. Las manos, las bolas y el bombo, para mí, han estado bien en lo que a los equipos españoles se refiere. Tres huesos…puede. Sin embargo, a mi juicio, son ellos los que deben estar preocupados.

El PSG viene siendo en plano teórico, como mínimo, finalista de la Champions desde que en verano firmó a Neymar y M’Bappé para sumarse a Cavani. En la Liga francesa se está paseando y en Europa ha hecho, más o menos, lo que tenía que hacer. Ahora llega el momento de jugar contra un equipo potente y contra el vértigo de responder, todo o nada, a las expectativas que despierta el pastizal que han invertido en el proyecto.

Si por perder un partido en Francia y otro contra el Bayern, ha habido un conato de incendio…¿Qué puede pasar si caen ante el Real Madrid?. Los blancos quieren su tercera Copa de Europa. Lo tienen marcado, en rojo, en su hoja de ruta. Incluso, para esa circunstancia ya hay previsto un premio especial. Si embargo, por un cálculo normal de probabilidades, es complicado que el Madrid vuelva a ganar la Champions. Los de Zidane tienen presión siempre pero, esta vez, el PSG tiene más y eso no ayuda a Emery y a sus jugadores. El sorteo ha sido peor para los franceses que para los españoles. Sin duda.

El Barcelona es líder de la Liga. Destacado y sin sobresaltos. No juega divino pero gana casi siempre. La Liga la tienen cerca, si no hay descalabros o entran en una fase de ausencia de gol como la que ha atravesado el Real Madrid. Los de Valverde saben que, tal y cómo se han puesto las cosas en la competición local, dar un golpe y volver a ganar la Champions sería histórico. Ya han adelantado mucho. Un comienzo de temporada como el que han hecho, les da derecho a pensar en todo.

Foto: Getty Images

El Chelsea, sin embargo, viene con una hoja de servicios diametralmente opuesta. Ya, según Conte, han perdido la Premier. No cuentan. Se han borrado. Tienen solo un objetivo: Champions. Eso, como en el caso del PSG, les lleva a un escenario de “todo o nada”. Otra vez la tierra se mueve bajo los pies del rival. La seriedad táctica del Barcelona, frente a las dudas de un equipo que sabe que, si pierde, su temporada terminará en marzo. El Barcelona es favorito y mucho.

El Sevilla parece la victima ideal para el Manchester de Mou. Más, Ahora que viene de perder de la forma que lo hizo en el Bernabéu. Error. Nada va a ser fácil para el equipo inglés en Sevilla. Chocan dos conjuntos rocosos que, además, tienen talento y mucha urgencia de cambiar su rumbo. Vuelve a repetirse el escenario anterior. Los ingleses, a casi cuatro partidos del MC en la Premier, buscan la Champions como espacio para reivindicarse.

El Sevilla, por el contrario, ya ha cumplido en Europa, solo busca sumar cifras y hacer historia. Su pelea está en la Liga y en la Copa. Es el equipo de Mourinho es que se juega más y el que, ante un error, tendrá que dar más explicaciones. Los sevillistas, en su campo, se la pueden armar a cualquiera. Si logran un buen resultado Manchester, más que una adeversidad, puede convertirse en un reto y en esas, al Sevilla es dificil ganarle. Nada que ver con lo del Bernabéu.

El sorteo ha sido duro, efectivamente, pero no ha sido malo. Hay posibilidades de pleno. Parece una locura, pero no lo es. Puede ocurrir lo contrario. En cualquier caso yo apuesto por lo primero. Se juega mejor con las espaldas cubiertas y los equipos españoles, cada uno a su manera, las tienen. Luego el balón nos dará la clave.