Inicio 1ª División Madrid y Barça preperan el Clásico como una final

Madrid y Barça preperan el Clásico como una final

422
0
Compartir

Carme C. Rigart.- El sábado se juega un Clásico. Mientras se discute sobre si hay o no pasillo, los equipos ya están preparando el partido que se juega el sábado a la una de la tarde. Con descanso o con entrenamientos de recuperación, Real Madrid y Barça tienen la vista puesta en el partido que puede alargar o acortar la Liga. El conjunto que manda Zidane llega al choque con la idea de recortar puntos y lograr que la Liga se mantenga viva.

La recuperación de Carvajal, la notable puesta punto de Ramos y la confirmación de que Bale puede empezar a aportar, son los argumentos positivos del Real Madrid. Modric, por su parte, ha dejado claro que se acerca a su mejor forma. Cristiano, hasta el momento, solo ha aparecido en partidos internacionales y tímidamente en Liga. El madridismo espera que aparezca ante el Barcelona. Benzema, sin estar nada fino, sigue respaldado por el entrenador. Los blancos, por lo que se desprende de su espacio inmediato, son consciente de la trascendencia del partido. Los más cercanos hablan de una final y esperan que el Real Madrid comparezca como suele hacerlo en esos casos. El técnico francés, si no sorprende, jugará con: Keylor, Carvajal, Nacho, Ramos, Marcelo, Casemiro, Modric, Kroos, Isco, Ronaldo y Benzema.

El FC Barcelona no tuvo mucho trabajo frente al Deportivo y hoy ha trabajado con los hombres de que disponía Valverde. Trabajo de recuperación. Mañana descanso y, a partir del miércoles, Clásico. Valverde no hizo jugar a Busquet ante el Depor para controlar los imprevistos. La sesión ha sido relajada y el buen ambiente ha reinado en el trabajo. Los culés van sin agobios al Bernabéu. El técnico culé tiene la ideas muy claras y desde que supo que no podría contar con Untiti ha ido construyendo sus argumentos defensivos. Vermaelen le ha ayudado. No esperaba perder al Alcacer pero no se altera y, según todos los indicios podría jugar con: Ter Stegen; Sergi Roberto,  Vermaelen, Piqué Jordi Alba; Busquets, Rakitic, Paulinho, Iniesta; Suárez y Messi.

El ambiente en Barcelona es plácido. En Madrid se vive el partido como una oportunidadd. El choque del sábado tiene todos los detalles que suelen adornar estos partidos. No falta nada. Fuera se habla de muchas cosas, en el seno de los equipos, solo se habla de fútbol. Lo normal.