Inicio Noticias La Selección andaluza infantil de balonmano, subcampena de España con tres jienenses...

La Selección andaluza infantil de balonmano, subcampena de España con tres jienenses en sus filas

233
0
Compartir

Rafael Moga Camacho.- Hace apenas unos días la afición al balonmano en Bailén se emocionaba con la definitiva convocatoria de dos de los jugadores infantiles del Balonmano Bailén  (José Manuel Rodríguez y Alejandro Cárceles) para el Campeonato de España de selecciones autonómicas de balonmano, con la selección andaluza. A los que había que unir al portero del GAB Jaén, David Rodríguez. Tras una semana de competición en Bailén celebran con alegría la brillante actuación de dicha selección en general y de los jugadores bailenenses en particular.

Los infantiles jienenses vuelven a casa con el Subcampeonato de España, una medalla de plata, que terminada la gran final generaba sensaciones agridulces por cómo se desarrolló el encuentro frente a la Selección catalana, pero que pasadas unas horas y a buen seguro que unos días, será valorada en su justa y fabulosa medida.

Durante toda la semana de competición, desde el Balonmano Bailén, han estado pendientes de las evoluciones de los chicos, que han tenido una actuación muy destacada. Alejandro Cárceles ha sido titular indiscutible en el extremo derecho y, al tratarse de un puesto muy específico ha sido probablemente, el jugador que más minutos ha disputado de toda la selección andaluza junto con el portero del GAB, Davíd Rodríguez, culminando su participación siendo el segundo máximo goleador del equipo. Por su parte, José Manuel Rodríguez tuvo una presencia más intermitente dado que el seleccionador andaluz había acumulado bastantes jugadores de primera línea y además muy polivalentes, pese a ello, José Manuel ha aportado goles, especialmente desde el pivote que no es la posición que desempeña en su club, desempeñándose también fantásticamente en defensa donde fue un auténtico muro.

La Selección andaluza afrontaba el Campeonato, que se celebró en Galicia, con sedes en Vigo y Pontevedra, con el objetivo de acabar entre los tres primeros de su grupo en la primera fase.

En el primer encuentro tenían un cómodo debut venciendo a la selección de Navarra por 21 a 14, con lo que casi aseguraban su presencia en cuartos de final y el mantenimiento de la categoría.

El segundo partido, que era a priori el más complicado, cumplió las previsiones y se perdió ante Cataluña (26-18) en un choque que fue de más a menos para los andaluces, y pese a ello José M. Rodríguez fue el máximo goleador del encuentro. Finalmente se vencía en el tercer compromiso de esta fase preliminar por un claro 23 a 12 ante la selección del País Vasco.

En los cuartos de final, en un choque siempre comprometido, porque es el que da opción a jugar por las medallas, la Selección de Andalucía, se deshizo con más facilidad de la esperada de Aragón, colocando un contundente 25 a 11 en el luminoso.

Con las semifinales en bandeja, se enfrentaban a una poderosa selección de Madrid, que venía de ascender desde la Copa de España y que no había perdido ni un partido. Nuestra Selección venció por 25 a 21, después de ir controlando casi todo el encuentro.

En la final los catalanes eran los favoritos, de hecho Cataluña ha sido favorita en todas las categorías, buena gestión la que se hace desde esa comunidad. Han sido oro en cinco categorías y plata en la sexta. La ventaja es que, en este partido, se podía pulsar lo sucedido en la primera fase para aprender de los errores. De hecho los andaluces jugaron una primera parte primorosa que alentaba a pensar en positivo. Se iban a vestuarios con un momentáneo 10 a 14 en el electrónico. Sin embargo en la segunda parte sucedió casi lo imposible.

Esa ventaja esperanzadora fue poco a poco limándose por el cuadro catalán sin que los nuestros fueran capaces de perforar la portería rival que se iba haciendo cada vez más pequeña y su portero más grande. Con el empate a 14 continuó la misma línea de ser ineficaces en ataque, y esa desesperación se mantuvo durante veinte larguísimos minutos hasta que el bailenense, José Manuel Rodríguez rompía la racha negativa. La cabeza ya no funcionaba y la moral estaba por los suelos, para entonces ya dominaba Cataluña por un inapelable 15 a 22, que finalmente se convertiría en el definitivo 16 a 24.

Con mucha decepción y herida en el orgullo Andalucía no podía lograr el oro en una segunda parte de pájara que se recordará durante muchos años por cómo se sucedió, pero es que en estas edades de formación, el físico y la mente tienen que ir de la mano.

No obstante, pasado este berrinche la plata es todo un logro para Andalucía y para nuestros chavales. Andalucía que está bajando claramente en las últimas campañas, ha conseguido la plata en esta categoría y en juvenil masculino, como hitos más destacados. En infantil masculino, también se logró el pasado año la plata con la presencia del bailenense, hoy cadete, Antonio Pérez Chica, por lo que es de esperar que estas dos buenas generaciones sigan dando fruto y guerra en el futuro.

Para los jugadores de Bailén, sin duda, es todo un éxito, hay que remontarse varios años, décadas tal vez para haber tenido dos chicos (o chicas) del Balonmano Bailén en una misma selección, estando por delante de grandes clubes y grandes ciudades que cuentan con muchos más medios que el conjunto de Bailén.

Hay que hacer mención especialísima también al portero del GAB Jaén, David Rodríguez, titularísimo de esta selección y uno de los mejores porteros de su edad de toda España; gran futuro le aguarda a este chaval.

José Manuel y Alejandro son los estandartes del infantil masculino del Balonmano Bailén y están llamados a grandes hazañas; ahora tienen que refrendar la experiencia atesorada en el Campeonato de España en la liga regular que están disputando, y donde a priori tienen que quedar primeros, y luego vaciarse en la reválida que supondrá el CADEBA donde ya habrá rivales mucho más exigentes.