Inicio Opinión Antonio Oliver El Baeza resuelve con eficacia. Sale Perales, llega Gabi

El Baeza resuelve con eficacia. Sale Perales, llega Gabi

135
0
Compartir

El fútbol tiene virtudes que nacen del juego colectivo, del acierto individual, del trabajo… y que se acaban asociando, para lograr la efectividad, con factores como la oportunidad, el detalle o la suerte en sus dos versiones, la buena y la mala. Sin embargo, controlando las virtudes, el acierto, la oportunidad, los detalles, incluso con buena suerte, hay algo que lo condiciona todo para bien o para mal: el ánimo.

El Baeza CF comenzó la temporada con la serenidad de contar en el timón de su equipo con un entrenador joven, que maneja el lenguaje interactivo del fútbol. Rafael Perales había decidido llevar a un grupo de jugadores capaces, al reto del ascenso sin que ese objetivo fuera carga. Estaba logrando hacer de la exigencia estimulo. Los resultados están ahí. Sin embargo el fútbol, y nadie lo pueda remediar, acaba dando una vuelta de tuerca a todo. Perales recibe la llamada del Martos CD. Tercera División, crisis deportiva y grupo en el que se dan la experiencia y la juventud. Mucho que ganar pero también mucho que perder. Riesgo. El joven técnico lo asume y va.

El conjunto baezano asume también el cambio y resuelve su relación con el entrenador para que todo fluya. El Martos CD tiene la solución que buscaba y el conjunto vandelviriano sale rápido de su vacío técnico. La virtud del Baeza CF ha sido resolver con urgencia su transición y el movimiento ha sido inteligente. Sale Perales y llega Gabi.

Si el Baeza hubiera tardado en buscar un técnico, si hubiera querido dar al banquillo un perfil similar al de Perales, si se hubiera empeñado en mantener un modelo sin su autor, prolongar la idea, se hubiera equivocado. Han buscado, no digo que todo lo contrario, pero si alguien con kilómetros y que ha visto de todo. Otra forma de mirar el mismo hecho. Con Gabi aseguran la pericia, la experiencia, el conocimiento y la calma del veterano conductor de grupos. Algo fundamental en este momento. Ni más ni menos, solo diferente.

La llegada del nuevo entrenador, curtido como futbolista y con muchas sesiones de banquillo, va a evitar la duda, el posible desconcierto y la distracción del vestuario. No habrá tiempo para caídas de ánimo. Gabi usará todo lo que le sirva del legado anterior y llevará, poco a poco, su sello al fútbol del Baeza. Evitará que el ánimo juegue contra los suyos.

El equipo tiene capacidades que ya ha demostrado, cuenta con jugadores de talento que saben lo que significa vivir para el grupo. Esto también lo tienen aprendido.

El Baeza CF ha controlado el flujo anímico, que lo condiciona todo, el trabajo y la calidad la tienen, han sabido manejar el detalle de un cambio lógico, solo les hace falta que les acompañe la suerte en su mejor versión. La buena suerte.