Inicio 1ª División Test superado antes de lo importante (5-2)

Test superado antes de lo importante (5-2)

214
0
Compartir

Sonó el himno de la Champions League cuando el árbitro pitó el final del encuentro ante la débil Real Sociedad, como si de una alarma se tratase ante la llegada, en cuatro días, del partido más importante del Real Madrid desde el pasado mes de junio, hace ya casi un embarazo. Parece que los de Zidane recuperan algo de oxígeno y la duda está en saber a quienes alineará el galo: ¿Se atreverá a dejar al mejor jugador, Isco, en el banco?, ¿dará, por fin, descanso a su defendido Benzemá? El único que parece seguro es Cristiano, que realizó un notable partido con su primer hattrick de la temporada.

Si bien, poco o nada tendrá que ver el PSG con este versión edulcorada de la Real Sociedad. La primera parte de los de Eusebio Sacristán fue un total homenaje al mejor Valle-Inclán: un esperpento. Aristófanes, el instaurador en el teatro de la comedia, estaría orgulloso de la defensa vasca: un auténtico coladero. Si solo cayeron cuatro goles en la primera mitad fue porque el cuadro local falló alguna ocasión cantada.

Pero esta risa que generaba la endeblez de la Real en el publico del Bernabéu se transformaba rápidamente en odio cuando la pelota la tocaba Benzemá. A día de hoy, parece un muerte viviente, y es una utopía pensar que la magia del ariete galo vuelva por la capital y, quizá, sus días de gloria ya son cosa del pasado. Para redondear su nefasta actuación, envió un balón arriba de la meta del desastroso Rulli en la última ocasión del encuentro con todo a su favor. La desesperación y la apatía son ingredientes tóxicos de los que se alimenta Benzemá en cada actuación como madridista en sus últimos encuentros.

Cabe destacar también el excepcional partido de un Modric que está llegando a este tramo de la temporada en plena forma. Es la gran esperanza para Zidane. Si el croata realiza un partido de etiqueta, el Real Madrid tendrá alguna opción más de pasar de ronda. Aunque, sin duda, no son favoritos, Modric puede resultar decisivo. Su partido ante la Real Sociedad fue una obra de arte. También jugó bien, aunque no será de la partida el miércoles, Lucas Vázquez, que cabeceó a la red el primero en el minuto uno.

El tercero lo hizo Kroos, y con el trío de tantos se completaría “la manita”. La Real marcó dos goles, aprovechándose del bajón y de la mente fuera del encuentro de los blancos en la segunda contienda. Primero anotó Bautista, y luego el viejo conocido de Illarramendi. Los madridistas aún recuerdan cuando el de Mutriku se trajo a medio pueblo a su presentación. Y lo que tampoco olvidan algunos es su desastroso partido en Dortmund, en el 2-0 que casi elimina al otrora conjunto de Ancelotti, que acabó ganando la Décima. Lo que sintió Illarramendi ese día se podría definir como miedo escénico. Por suerte, ante los galos estará Casemiro, al que Zidane dio descanso ante la Real. El 5-2 definitivo es pura anécdota, pues la temporada se puede acabar en cuatro días si no se da la cara ante el PSG. A mitad de febrero, y con cuatro meses por delante. ¡Eso si que sería miedo escénico!

Fotografía: Realmadrid.com