Inicio Fútbol Provincial El derbi provincial se tiñe de azulillo

El derbi provincial se tiñe de azulillo

1103
0
Compartir

 

El Linares Deportivo, que fue mejor que el Real Jaén, se llevó el derbi provincial amén al gol de Pekes (1-0)

 

Éxtasis en Linarejos. La afición azulilla necesitaba una alegría tras unos meses de inmenso sufrimiento y su equipo se ha encargado de dársela. El play off sigue muy lejos para los linarenses, pero ganar el derbi al máximo rival es siempre una alegría que, aunque no soluciona los errores de estas dos últimas temporadas, si que sienta muy bien a los corazones azulillos.
Por contra, el Real Jaén. Los blancos parecen diluirse como un azucarillo. Llevan cuatro semanas consecutivas perdiendo y el equipo no da señales de reacción. Es más, hoy se ha visto en Linarejos a uno de los rivales más flojitos de los que hasta la fecha pasaron por el vetusto. Sin ideas en lo táctico ni en lo técnico, y no por haber perdido al entrenador Salva Ballesta, porque lo visto en las últimas semanas se parece mucho a lo de hoy.
Con esta victoria, el Linares Deportivo sigue muy lejos del objetivo, una lejanía que atisba también el Real Jaén, que se tratar de asaltar el liderato ha pasado a estar en la zona media-alta de la tabla. Entre ellos el Atlético Mancha Real, que sigue con su espectacular racha positiva. Lamentablemente los verdes arrastran su mal inicio de temporada.
Hoy el palco de Linarejos bien parecía el del Bernabéu, y aunque se echó en falta la presencia de alguna autoridad representando a su administración, seamos sinceros, también hubo “autoridades” de más. Todo sea por salir en la foto. Lo que no estaba tan ocupado era el banquillo del Real Jaén, en el que Álex Miraut se comió el curioso “marrón” con Román Ruiz echando una mano tras el banco. Muy probablemente, las decisiones importantes hoy las haya tomado el capitán, Higinio Vilches, que sin duda, y sin desmerecer a nadie, sabe mejor que nadie de que van este tipo de partidos. Los lagartos esperan la decisión de Torres esta tarde para conocer si se hace cargo del equipo y abandona al CD Torreperogil al que dejaría prácticamente ascendido.

 


Hablemos de fútbol. El partido comenzó con un Real Jaén que salió muy enchufado, pero como la gaseosa barata, perdió la fuerza enseguida. Apenas le duraron tres minutos a los blancos las buenas intenciones. En el minuto 2 Migue Montes tuvo la primera tras un error de Josema. La ocasión no fue tan peligrosa, si bien, Robador parecía haber tenido problemas para atajar el inofensivo disparo de Montes. Respondió Pablo Ortiz con un disparo desde la frontal, el primero para los locales a los cuatro minutos.
Arellano, meta visitante, tuvo que trabajar en el minuto 9 tras una buena internada de Palomeque que atajó el cancerbero. En el 11 pudo abrir la lata Pekes, pero el propio Arellano ganó la partida en el uno contra uno con el delantero. Sergio Ortiz también quiso intentarlo desde 30 metros y su disparo se marcho a la derecha del palo por muy poco. Jugada calcada realizó Pekes mediada la primera parte. Era el minuto 30 y Pablo Ortiz lo intentó de falta directa, pero no sería hasta el añadido cuando Pekes estuviera a punto de abrir el marcador tras un potente saque de banda de Chomfli que logró desbaratar la defensa lagarta. Con monólogo local y empate a cero se llegaba al descanso.
El Real Jaén estuvo algo mejor en la segunda parte, pero también se iba a ver superado por el Linares Deportivo y por esa manía blanca de ir de más a menos. El saque de centro provocó que Chomfli se plantara en la frontal para disparar contra la meta visitante, si bien, el disparo se marchaba por encima del larguero. Para los aficionados linarenses era una gozada ver al joven linarense disputar el derbi con el carácter y la calidad que lo ha hecho.
Respondió el Real Jaén inmediatamente, y una salida en falso de Robador provocó que Juan Carlos tuviera una ocasión que tuvo que deshacer el defensa Josema. En el 48 lo volvía a intentar Juan Carlos, que algo escorado a la derecha disparaba contra la meta azulilla, pero en esta ocasión si que estuvo seguro Robador.
Como anécdota, comentar que el meta Emilio Muñoz, a pesar de no jugar, volvió a salir amonestado de Linarejos como muy habitualmente sucedía cuando defendía la portería del Atlético Mancha Real. Algo debió decir al asistente de Narváez de Vera. Llegaban los minutos 59 y 63 y Barba hacía daño partiendo desde la izquierda y cayendo a la frontal. En ambos casos, la jugada del malagueño finalizaba marchándose por poco a la grada marcador de Linarejos.
Avisaba Pekes en el 66. El canterano arrancaba hacia la portería visitante, pero se quedaría sin ángulo para armar el disparo cómodamente y éste se estrellaba en el lateral de la red. En el 67, el error de Higinio no pudo aprovecharlo Barba y Arellano volvía a salvar los muebles. Pero en el 69 los azulillos no iban a perdonar. Kevin hacía su trabajo en el medio campo, muy buen trabajo, por cierto, y habilitaba a Pekes para que esta vez si, batiera a Arellano no sin suspense, y es que el balón tocaba larguero para finalmente botar dentro e introducirse en la portería. Linarejos estallaba de alegría, excepto la zona habilitada para aficionados del Real Jaén. Era el 1-0 que los linarenses se estaban ganando a pulso.

 


La entrada en el terreno de juego de Pablo Aguilera y Juanfran estaba dando un plus a los locales que supieron aprovechar. El propio Aguilera tuvo la suya en el 79, un auténtico jugadón, recorte incluído, que iba a acabar marchándose por muy poco por encima del larguero.
El Real Jaén trataba de volcarse y en los balones parados dejaba cerrando a Higinio. En el 80, Juanfran recibía un balón en largo y ganaba en velocidad al capitán blanco, pero Arellano, una vez más, salvaba a su equipo ganando el uno contra uno al iliturgitano. Minuto 83 y seguían volcándose los visitantes. Pedro Beda trató de aprovechar un centro desde la derecha, Robador llegaba tarde y Luis Lozano alejaba el peligro. Mario Martos apareció en el 89 para dentro del área, mandar la pelota a Santana. Pudo ser el empate de haber rematado bien con la zurda. Los blancos seguían arriesgando dejando como cierre a un Higinio muy cansado. En el descuento, nueva contra, esta vez comandada por Aguilera, que trató de habilitar a Barba que llegaba en el segundo palo y que muy forzado remató fuera.
Finalmente, victoria para el Linares Deportivo y alegría para una parroquia azulilla necesitada de buenos momentos, como también los necesita una afición blanca que no sabe si el desmantelamiento de la parcela deportiva pasará factura en la parcela institucional. Hoy no faltó nadie del Real Jaén al palco de Linarejos, desde donde Membrado pudo observar que si los clubes quieren, estos partidos pueden ser una fiesta para las dos aficiones. Es tan fácil como ser honesto, porque la ilusión y la soberbia por tener a un entrenador de “Primera División” se le ha vuelto en contra. Fútbol, hay que saber de fútbol y rodearse de gente de fútbol. Tan simple como eso.
Así las cosas, la vida sigue. La alegría hoy es para los linarenses, pero mirando la clasificación, la alegría debe ser cuestión de horas. Ambos conjuntos deben seguir trabajando. Ninguno está devolviendo a sus aficiones lo que arrebataron hace unos meses, y no me refiero a la categoría, sino a la ilusión. Aunque hoy en Linares, hay una poquita más. DERBI.