Inicio 1ª División Cristiano, cuando hay que estar

Cristiano, cuando hay que estar

166
0
Compartir

La Liga es el sparring del Real Madrid, eso lo sabemos desde enero. Testimonial. Hasta varios compañeros lo comentaban en zona mixta: “Este año ando más relajado al no haber nada en juego”. A estas alturas poco importan los puntos y mucho las sensaciones, y las que despierta Cristiano Ronaldo son ilusionantes, independientemente del resultado.

Es de necios dudar de los mejores, y los que apostaron que Messi pelearía solo esta temporada es que acaban de descubrir este deporte. 17 goles en los últimos 8 partidos acumula Cristiano. Hoy cuatro ante un Girona peleón, que sueña con todo, que le pintó la cara en la ida a los de Zidane y que fantaseó con volver a hacerlo en el Bernabéu.

Pero Cristiano es innegociable, mudo hasta enero y vital cuando más falta hace. El 7 abrió la fría noche en la Castellana con un efectivo remate en el corazón del área tras el centro de Kroos. Stuani volvió a escribir el ya sabido guion del Madrid en Liga con un impecable cabezazo tras una falta lateral.

Pero en el segundo tramo el Madrid dejó de ser el equipo de las segundas partes (de esta temporada) y arrolló a un Girona que fue testimonial tras el descanso. Cristiano puso el 2-1 tras una gran asistencia de Benzema y firmó el hat-trick tras un nada nuevo fallo del francés. Antes Lucas Vázquez hizo el 3-1 tras la gentileza de Cristiano. El Girona quiso espabilar tarde con el segundo de Stuani, que llegó tras un forzado remate de cabeza. Bale puso el 5-2 tras el destello de Modric y Juanpe contestó también de cabeza. Cristiano Ronaldo cerró su póker en el descuento tras la asistencia de Kroos.

Muchos goles y poco más. Tres puntos que dejan al Madrid a dos del Atlético tras la derrota de los de Simeone ante el Villareal, y un Cristiano Ronaldo inmaculado cuando más falta hace. Los blancos solo miran a abril, a la Juventus, y con Cristiano en modo ‘on’ todos sueñan con la gloria en Europa.