Inicio Portada Lluvia de goles en el Veracruz. Villacarrillo 4 – Melistar 0

Lluvia de goles en el Veracruz. Villacarrillo 4 – Melistar 0

253
0
Compartir

Diego J. González.-Tan atípico fue el partido que se disputó en esta trigésimo cuarta jornada liguera en el Veracruz que acabó con goleada local. En sábado, con abundante lluvia y ante un flojísimo rival, el Villacarrillo logró un cómodo triunfo que le reafirma en su perseverancia por obrar el milagro y eludir el descenso.

Espoleados por la victoria en Maracena la jornada pasada, los de Párraga volvieron a vencer, a dejar a cero su portería y a escalar en la clasificación, situándose ahora a sólo a seis puntos de la permanencia.  Hubo niebla en el Veracruz.

Cinco minutos duró la historia del choque de este sábado. Los que tardó el Villacarrillo en abrir la lata africana, cuando un centro medido de Sabaca desde  la izquierda lo remató Toni a quemarropa para establecer el 1-0. Los visitantes evidenciaban el porqué de su condición de farolillo rojo, con una defensa que hacía literalmente aguas sobre el verde campiñés.

Los pupilos del aún sancionado Párraga se mostraban tranquilos con el esférico, sabedores de su manifiesta superioridad en el combate entre los dos últimos clasificados del Grupo. El Melistar era un conjunto inofensivo, de los que ni siquiera apela a la bronca o al juego subterráneo para paliar sus carencias. Con tres centrales y dos bandas a menudo diáfanas para que los locales percutieran sin oposición, la goleada sería cuestión de tiempo.

Sin embargo, cualquier equipo te la puede liar y cualquier partido se puede complicar. Eso mismo pensaron los aficionados celestes cuando un chut desde la frontal de Fernández tuvo que ser abortado por una mano mágica de Samu para evitar el sobresalto. Una vez más el linarense salvando los muebles cuando su equipo lo demandaba.

Y acto seguido, cuando los visitantes parecieron querer irse hacia delante, una nueva concesión de los de Heredia, esta vez en el flanco derecho, otorgó a Dani la posibilidad de arrancar desde la divisoria del medio campo con una autovía por delante hasta la portería contraria, para adentrarse en el área del arquero Alejandro y batirle con un chut cruzado. Sólo despeinados por la lluvia, los celestes habían finiquitado el envite en el primer acto.

El segundo round arrancó con un detalle imposible de pasar inadvertido para los supersticiosos, para los agoreros: los locales cambiaron sus empapadas zamarras celestes por las de la temporada del descenso de hace tres años. ¿Macabra casualidad? Mejor no apostar.

Anécdotas aparte, el encuentro siguió con el mismo patrón: un Villacarrillo con infinitos espacios para aumentar la cuenta. Fue así cuando llegó la segunda curiosidad de la tarde: el gol “fantasma” de Toni, que el asistente concedió, el árbitro no y finalmente sí, viendo la insistencia de su ayudante en correr hacia el centro del campo. El polivalente Farid no daba crédito, siendo amonestado tras su protesta.

Y sería nuevamente Toni, para cerrar la goleada, quien, ayudado por el rebote en un zaguero visitante, lograra su hat-trick y colocase el 4-0 final.

Lluvia, mucha lluvia. También de goles. El Villacarrillo no tira la toalla, sopla en el cogote de sus inmediatos rivales por la permanencia y ha forjado una moral de hierro a base de recibir tantos golpes, muchos de ellos injustos. Si mueren, lo harán de pie. No les quepa duda.

FICHA TÉCNICA

Villacarrillo CF: Samu; Abraham (Tetis, min. 57), Meissa, Niza, Sergio; Cristian, Sabaca, Favio (Juan Ángel, min. 70); Toni, Miyi (Fran, min. 55) y Dani.

Melistar Melilla: Alejandro; Waalid, Farid, Ibrahim, Muñoz; Mohamed, Vidal, Riduan, Francisco Javier y Fernández.

Goles:  1-0: Toni, min. 5. 2-0: Dani, min. 36. 3-0: Toni, min. 62. 4-0: Toni, min. 87.

Árbitro: Fernández Rodríguez (Granada). Amonestó al visitante Farid.

Incidencias: Municipal Veracruz, unas 250 personas.