Inicio Opinión Antonio Oliver Messi debe estar preocupado

Messi debe estar preocupado

206
0
Compartir

El partido del Metropolitano agranda la presión sobre Messi. No es fácil vivir y jugar con eso. Los grandes se crecen ante los retos pero Messi  es solo un gran jugador, no un superhéroe de ficción. Todo tiene un límite. La cabeza aguanta lo que aguanta. Antes del  España-Argentina se ha debatido mucho  sobre el valor de la Selección argentina para ayudar al barcelonista en la conquista del Mundial. Opiniones para todos los gustos. Lo pasado, pasado está pero lo que se vio el martes pone la piel de gallina. España tuvo mucho que ver en esto pero, hurgando en el tema, aparece una selección con mucha dependencia y con pocos recursos si el rosarino no está en el campo.

El camino hasta el Mundial se le ha complicado a Sampaoli. Argentina no tiene término medio. No hay ni paciencia ni tiempos de calma. Allí se vive para la euforia o para el mayor pesimismo. Se trata del peor escenario para una Selección con más dudas que certezas. Tiene dudas en casi todos los casos y solo cuenta con la certeza de Messi. Es mucho o poco, según se mire. El técnico argentino tendrá que lidiar con eso. Trabajar a ritmo de arengas incendiadas, de exigencias y de mensajes de urgencia. El amistoso se le ha vuelto en contra. Ha caído como una losa pesada y fría, que aleja al grupo de jugadores argentinos de su gente. Nadie quiere reconocerse en el equipo que fue barrido por La Roja.

A partir de ahora Sampaloli y Messi, los dos jefes de esta Argentina en depresión, deberán convencer al resto de que solo es una mancha en el historial de partidos no oficiales, que deben borrar la rabia y la impotencia para poder seguir. Sobre el papel, se entiende pero son argentinos y saben cómo hay que llevar este “luto”. No va a ser fácil. El rondo fue muy largo y muy visto, pero no les queda otra que asunir el esperpento y tratar de corregirlo.

Lo mejor para la Selección de Argentina es que en el Mundial, no cuentan los goles de los partidos amistosos. El fútbol es caprichoso y no asegura que allí vuelva a ganar el que ganó aquí. Si las dos selecciones se cruzan todo será nuevo y las sensaciones vigentes hoy quedaran muy atrás. Lo mismo este repaso de los de Julen les sirve a los argentinos en un partido oficial. Si lo piensan así, la debacle les puede servir. Ya se sabe, el que no se consuela es porque no quiere…