Inicio Fútbol Provincial Jaime Molina: “Sobre mi futuro hay que preguntarle a otras personas”

Jaime Molina: “Sobre mi futuro hay que preguntarle a otras personas”

715
0
Compartir

El técnico del Linares Deportivo mostró su disposición a continuar en el banquillo de Linarejos la próxima temporada, si bien, aseguró que muy a su pesar, cree que los dirigentes azulillos no cuentan con él.

 

Ayer dejaba Jaime Molina un titular en rueda de prensa: “Tengo la sensación de que estoy aquí para cumplir el expediente o para hacerle un favor a alguien”. Esa fue su respuesta cuando le preguntamos por que el Linares Deportivo no le ofrecía la renovación. El técnico costasoleño tiene la sensación de que nadie en el Club le va a ofrecer la continuidad, puesto que de ser así, ya estarían hablando con él del proyecto de la próxima temporada y no es así. “Deberíais preguntarle a otras personas”, continuó Molina. Se refería, sin duda, a Miguel Linares y Jesús Medina. Ni Director Deportivo, ni Presidente, han hecho por sentarse con él para tratar de llegar a un acuerdo de cara a la 2018/2019.

El problema no debe ser económico, pues se entiende que para el Linares Deportivo sería más rentable mantener el tánden Molina-Chico, que traer a un Director Deportivo con corta experiencia que pasó del campo al despacho sin pasar por el banquillo. No juzgo con esto a Miguel Linares, el tiempo lo hará y deseo que para bien, pero en cuanto a rentabilidad económica y deportiva, Jaime Molina parece mucho más capacitado para formar una plantilla ilusionante porque sus años de fútbol y sus resultados (con varios ascensos) lo avalan.

Aún están por conocer los motivos de la contratación de un Director Deportivo cuando en el banquillo tienes a Chico que conoce a la perfección el fútbol provincial y a Jaime Molina que puede aportar los retoques foráneos para completar esa plantilla que ilusione a una afición desencantada. Apenas 500 personas acudieron a Linarejos ante la visita del líder.

El Presidente siempre ha negado ser él quien tome la decisión sobre algunos fichajes, y de ser así, con Chico y Jaime Molina sabe perfectamente que no se podrían dar casos como el fichaje de Rueda la pasada temporada. El hecho de contratar a una persona joven y con apenas experiencia en el cargo alimenta la teoría de que a Medina le gusta colaborar en la confección de la plantilla, cosa que, repito, con Chico y Molina como dueños absolutos de la parcela deportiva sería imposible.

Lo que está claro es que Jesús Medina tendrá que decidir entre Molina y Chico o Miguel Linares. Parece poco probable que exista adaptación entre ambas partes, porque si Jaime Molina continúa en el banquillo junto a Chico, créanme si les digo que ellos solos se bastan y se sobran para fichar, para ilusionar y para triunfar. La cuestión es que Jesús Medina ha realizado una apuesta personal por Miguel Linares por algún motivo que desconocemos o simplemente, porque si, y por tanto, se le abren las puertas de salida a Jaime Molina, si bien, Chico podría encontrar hueco en otra parcela del Club, ya que dependiendo de quien sea el entrenador, actuaría como “segundo” o no.

Sinceramente, no veo yo a Chico de “segundo” de Juan Arsenal que es quien suena con fuerza para el banquillo de la próxima temporada. Un hombre que la pasada campaña era el entrenador del hoy Director Deportivo azulillo. Con esa opción, Miguel Linares se haría fuerte ante Jesús Medina a la hora de tomar ciertas decisiones. Quizá por eso no haya mostrado interés en renovar a Molina.

Lo que debería valorar Jesús Medina es que Jaime Molina ha traído estabilidad al vestuario. El equipo compite bien, aunque también es cierto que se han perdido puntos importantes ante rivales de la zona baja de la tabla. Con Jaime Molina, el proyecto de la 2018/2019 podría estar ya dando sus primeros pasos. Sería aprovechar un año de errores para no volver a caer en ellos. Eso es mucho más práctico que arrancar un nuevo proyecto el 1 de Julio.

Hablo de Jesús Medina, pero no quiero olvidar al resto de directivos. Parece inevitable una desbandada de miembros de la Junta Directiva este verano, pero los que se queden y los que lleguen, deberían pedirle mayor consenso al Presidente. Hay que aprender de los errores, olvidar el ego, y quedarse con las cosas positivas. Se ha perdido un año. No pueden perderse dos.