Inicio Portada Kepa-se la Champions. El Madrid se dejó sorprender por un buen Athletic...

Kepa-se la Champions. El Madrid se dejó sorprender por un buen Athletic (1-1)

290
0
Compartir

Jasson Suárez Botero.- El Athletic ha dormido pensando en la temporada siguiente y el Real Madrid en la Champions. Los leones lanzaron pronto un zarpazo en el Santiago Bernabeu y, desde este momento,  se encerraron en su jaula. Mientras, el equipo blanco trató de dominar a base de latigazos en el área contraria a un rival que aguantó hasta los últimos minutos, en gran parte gracias a un descomunal Kepa que ejerció hoy de líder de la manada, atajando casi todo los peligros que rondaron su área.

Arrancó el partido con un Cristiano muy participativo en la primera media hora pero que fue apagándose con el transcurso de los minutos, dejando el relevo del protagonismo blanco a la banda derecha encabezada por Carvajal y Lucas Vázquez, los cuales incidieron como fuerza en el terreno vasco a base de sucesivas incursiones, alternándose, en ocasiones, con Marcelo por la banda izquierda.

El transcurrir del resto del partido lo marcó Iñaki Williams, quien en el minuto 13, respondió a la confianza de Ziganda ejecutando una magistral definición de 9 tras un contraataque de su equipo, al más puro estilo Aduriz.

Bajo el manto del gol de Iñaki Williams, el Athletic optó por defender el resultado en su área aguantando las múltiples embestidas blancas gracias a las notables intervenciones de Kepa, que permitieron al Athletic mantenerse por encima del resultado en la primera mitad.

La segunda parte, durante quince minutos, fue de duda por parte de ambos equipos. En ese periodo destacó una triple oportunidad del conjunto bilbaino, que culminó en el larguero de la portería blanca y que podría haber cambiado el desenlace del partido.

A partir de este primer cuarto, el juego viró hacia el mismo color de la primera parte, con un Real Madrid en la búsqueda incensante del empate ante un Athletic encerrado en el área esperando resolver el partido en un contraataque como el de la primera mitad, que finalmente no llegó.  Lo que si llegaron fueron los cambios, realizando el equipo blanco una sustitución doble en el minuto 22 de la segunda mitad, dando entrada a Gareth Bale e Isco Alarcón en busca del ansiado gol.

El calor y el cansancio empezaron a hacer mella en ambos equipos y el Real Madrid, aunque mantuvo el dominio del partido, penetró menos en el área rival hasta que en el minuto 87, Ronaldo, de tacón, mandó a la red de la portería vasca un disparo de Modric que iba fuera, consiguiendo romper el candado que Kepa había puesto en Chamartín

Creyó el Madrid en la remontada, pero esta vez no llegó el milagro, al que esperan no tener que invocar en la eliminatoria contra el Bayern.

Tiene trabajo el Athletic de cara a la temporada siguiente. Los leones están en campo de nadie y tienen la tarea de recuperar un nivel que esta temporada no han tenido.

El Real Madrid, por su parte, durmió pensando en la Champions, el escenario que le espera no será, previsiblemente, similar al de hoy. El rol domador-fiera podría invertirse por lo que deben utilizar estos siete días para evitarlo.