Inicio Opinión Antonio Oliver El Real Madrid camino de Kiev si no hace otro “Leganés”

El Real Madrid camino de Kiev si no hace otro “Leganés”

139
0
Compartir
during the UEFA Champions League quarter-final second leg match between Real Madrid CF and Club Atletico de Madrid at Bernabeu on April 22, 2015 in Madrid, Spain.

El Real Madrid que ganó en Alemania es el que menos me ha gustado desde hace mucho tiempo. Esta vez la pegada, que es una herramienta ideal para estos casos y por eso se compra y se paga, salvó a un bloque gris. No hubo trenzados de seda. Látigo de cuero viejo y sin adornos. Victoria importante pero si laurel. El Bayern perdonó.

Puede ser que hayamos estado muy acostumbrados a ver un Real Madrid brillante y arrollador por los campos de Europa pero, lo cierto, es que frente al Bayern el bloque no funcionó y los grandes jugadores estuvieron por debajo de sus mejores prestaciones. Ojalá solo haya sido una mala noche y no un síntoma de algo más serio. Queda poco pero, ese poco, es lo definitivo. Los ataques de ausencia súbita pueden ser fatales.

Lo peor fue esa imagen débil y angustiada, que se vio en los cinco minutos finales en los que un Bayern fundido físicamente, llevó al Madrid “a tablas”, donde terminó aculado y pidiendo la hora.

Lo mejor es que ese equipo que sufrió, se descolocó y concedió más oportunidades de las que un rival perdona normalmente, ganó el partido. Si jugando tan poco se puede parar al campeón alemán en su campo, hay que concluir que la cosa tiene mérito. No tiene brillo pero tiene mérito y  supone una ventaja clara. No es poco.

Lo de Munich ya es historia y solo se puede analizar y reanalizar. El resultado es bueno y el juego malo. Punto. Felizmente para el Real Madrid eso ya no se toca.

Lo que inquieta ahora es saber si los blancos saldrán, como contra la Juve, a leer novelas o a meterse en el partido desde el túnel de vestuarios. La pregunta es, si el Bernabéu será un estadio/rugiente durante noventa minutos, sea cual sea el marcador, o será un estadio/teatro en caso de que los alemanes pongan en apuros a los de Zidane. Todo puede pasar. Esta temporada, ni en Liga ni en Copa ni en Champions, el campo del Real Madrid ha sido garantía de nada.

El Real Madrid lo tiene en su mano. Depende de él mismo para estar en Kiev y tener la opción de lograr lo impensable hace dos años y medio o hacer pasillo en el Bernabéu a los alemanes en una de esas noches de “Leganés”. Continuará…