Inicio 1ª División Los blancos merecen mayor suerte en el Clásico (2-2)

Los blancos merecen mayor suerte en el Clásico (2-2)

263
0
Compartir

Parece difícil de entender que el colegiado no viese la patada que el siempre polémico Luis Suárez le soltó a Varane para hacerlo caer y así robarle el balón previo al 2-1. Tampoco se entiende que el árbitro no viese la salvaje zancadilla de Jordi Alba a Marcelo en el área. Alba, de nuevo, como protagonista. La pasada temporada, este mismo trencilla le favoreció con un penalty inventado ante el Eibar cuando este se tropezó con la raya del césped. Su nombre es Hernández Hernández, y fue el artífice de evitar la derrota del FC Barcelona ante el Real Madrid.

Y como estas, más acciones polémicas que cambiaron el signo del partido. Pero, vamos, al fútbol. El partido fue bronco, y los dos equipos se repartieron dentro del terreno del juego. Cualquiera hubiese dicho que no había nada en juego. Sergi Roberto, como hiciera Kimmich hace dos semanas, cogió la banda de Marcelo y puso un buen centro para que Suarez pusiera el primero. Pronto empató Ronaldo, tras una gran jugada colectiva del Madrid. Pique pisó al luso en boca de gol, lo que le ha provocado un esguince leve. Antes del descanso, pudo haber distintas expulsiones. Messi atizó a Sergio Ramos, y Bale se vengó clavando los tacos a Umtiti. Pero nada de eso apreció el árbitro. Sí vio cómo Roberto soltaba el puño sobre Marcelo, lo que le valió la roja. Ya tuvo que ser flagrante para que Hernández Hernández no lo dudase.

Con uno menos tras el descanso, el Barça consiguió adelantarse. Eso sí, no de forma legal, pues la falta de Suárez sobre Varane clamaba al cielo. Messi puso el 2-1. Bale empataría con un zapatazo tras pase de Marcelo en el 70. Y ahí acabaría todo, pues no hubo más goles. El FC Barcelona acabará la Liga invicto. El Madrid, para no terminar una temporada negra, tendrá que ganar al Liverpool en Kiev.

Fotografía: Realmadrid.com