Inicio 1ª División Bale se aferra al trono de Cristiano y el Madrid vence al...

Bale se aferra al trono de Cristiano y el Madrid vence al Getafe (2-0)

155
0
Compartir

Alejandro Olmedo.- El Real Madrid comenzó esta temporada con un cómodo triunfo en su estreno liguero ante su público. Bordalás realizó un planteamiento excesivamente defensivo, dejando en el banquillo a jugadores con más profundidad y apostando por un 1-4-5-1 en el que el principal damnificado fue Shibasaki, haciendo más labor de mediocentro que de mediapunta.

Lopetegui por su parte volvió a demostrar su afán por buscar la portería rival. Trató de poner a jugadores de más talento y a olvidar en cierto modo la contención. Kroos demasiado solo en la zona de pivote sigue demostrando que ese no es su puesto por mucho que lo intente.

El partido arrancaba con el control del Madrid y la intención del Getafe de cortar líneas de pase en el centro del campo. Ceballos, muy perdido dentro de ese intento de 1-4-3-3, que en muchas ocasiones se convertía en 1-4-1-4-1, se molestaba continuamente con Isco y no conseguían ninguno de los dos ser determinantes en los últimos metros.

Pero cuando parecía que iba a ser un partido sin mucho que contar se desató la caja de los truenos. Bale se hizo gigante para llevar al Madrid a conseguir tres puntos, que aunque parecieron fáciles, fueron sufridos y trabajados. Llevó el peso de todo el ataque blanco. Atacó por las dos bandas. Disparó. Remató de cabeza. En definitiva, el sucesor de Cristiano está en casa y el Madrid no tiene que buscar una nueva estrella en el mercado, siempre que le respeten las lesiones.

En el minuto 15 ya mandó un balón al larguero con un cabezazo potente y colocado. Pero en el minuto 21 un centro suyo desde la banda izquierda, y tras un error de Soria en el despeje, era enviado al fondo de la red por Carvajal con una vaselina de cabeza. A partir de ese momento el plan del Getafe no era suficiente y trataron de mandar a Shibasaki a la mediapunta. Con un centro del campo azulón menos poblado el Madrid tuvo más facilidad de elaboración y llegaron más ocasiones.

En el minuto 51 Asensio le robaba el balón a Djené en una gran presión y ponía un centro a Bale para que perforara la red y acabara con el partido. A partir de aquí ya fue coser y cantar. Un Madrid controlando el partido y un Getafe que no supo hacer frente a ese golpe. Lo único que se llevó el equipo getafense fue un cargamento de tarjetas que les pueden hacer daño durante la temporada.

Respecto a los cambios de Lopetegui fueron correctos y sensatos. A medida que el Madrid iba solucionando el partido iba introduciendo jugadores en el medio del campo para dar más control de balón en la zona de creación y asumir menos riesgos. Salieron Isco, Ceballos y Bale y entraron en su lugar Casemiro, Modric y Lucas Vázquez, formando un equipo más reconocible.

Mención especial para Nacho. Partido sensacional del central alcalaíno. No tuvo ningún error. Incluso se permitió arreglar algunas carencias de los compañeros. Se empieza a merecer que no se hable de él como tercer central si no como un jugador titular en el Real Madrid.