Inicio 1ª División Benzema baila y el Madrid vence al Leganés (4-1)

Benzema baila y el Madrid vence al Leganés (4-1)

90
0
Compartir

Es la primera vez en la historia que el público del Bernabéu celebra el mismo gol en dos ocasiones, con un margen de dos minutos entre la primera y la segunda. Aunque parezca un oxímoron, se festejó el gol de Benzemá en directo y en diferido. El VAR ha provocado que sea el gol de Schrodinger: ha sido gol y a la vez ha sido anulado. Una paradoja, la del gato de Schrodinger, que ha protagonizado Benzemá. No es casual que Mourinho, en su día, definiese al ariete como un felino.

Lejos de leyes físicas y vagas interpretaciones, la tecnología del videoarbitraje ha llegado para quedarse, y esto es una excepcional noticia para el aficionado que clama por la justicia en el fútbol: gracias al VAR, es posible que la balanza de penaltys pitados al Real Madrid y al FC Barcelona, por fin, se equilibre.

Pero antes de la citada jugada, se había jugado una primera parte en el coliseo blanco que dejó muy poco. Courtois, al final, parece haber ganado la batalla y debutó en Liga. Tuvo poco trabajo ante el Leganés, y solo le anotaron desde los once metros. Por lo demás, Isco se cayó del once titular, pues Lopetegui apostó por el tridente ofensivo de Benzemá, Bale y Asensio y, en el medio del campo, Modric, Kroos y Casemiro como cierre parecen intocables.

Además, se rindió homenaje a Modric, el mejor jugador del Mundial y de la pasada Champions League, y también al triste Navas, como mejor meta, y a Ramos, como zaguero. Es un auténtico goce para el madridismo poder contar con el croata. Sin duda, el equipo lo echaría mucho más de menos de lo que echa a Ronaldo. El luso, en Turín, aún no ha visto puerta en los tres partidos de Liga que ha jugado.

Pero arrancó el partido en la calurosa noche capitalina y los locales se pusieron a mandar. Bale anotó tras gran centro de Carvajal, que sí fue incisivo en la primera mitad, a diferencia de Marcelo, que parece continuar en Marina d’Or. El Leganés empató de penalty, por medio de Carrillo: la relación entre el comunismo y el Real Madrid nunca ha sido buena.

Pero todo fue diferente en la segunda contienda. Benzema hizo el 2-1 en la jugada descrita al inicio, y volvió a repetir minutos más tarde tras gran pared con Modric para poner la distancia necesaria. La cuenta la cerró Ramos, en su tercer tanto de penalty en la temporada y su segundo en la competición doméstica.

Y todo esto, con una estadística de locos. Con 35 partidos aún por jugar en Liga, Benzemá lleva, tan solo, un tanto menos de todos los que consiguió la temporada pasada. Y es pichichi del campeonato. Quién se lo iba a decir al galo hace tres meses, cuando era pitado por el Bernabéu por pretender respirar. Es increíble la cantidad de bocas que ha callado, calla y callará el francés como jugador del Real Madrid. Un delantero precioso, un esteta infinitamente necesario para el equipo.

Los pepineros aguantaron bien lo que pudieron, pero la segunda mitad les pesó como una losa. Lopetegui continúa con su paso firme en Liga, con tres triunfos de tres encuentros disputados. Eso sí, los rivales no han sido los más complicado. Tras el parón de las selecciones -por cierto, Luis Enrique estuvo en el palco- llega San Mamés, la primera gran piedra de toque liguera.

Fotografía: Realmadrid.com