Inicio 1ª División Capitán Messi, el dueño de la pelota y de la palabra

Capitán Messi, el dueño de la pelota y de la palabra

124
0
Compartir

Messi ha tomado el mando absoluto. Se ha convertido en capitán. Ya es dueño de la pelota, de la palabra y del objetivo. Hasta hace poco solo alzaba la voz en el campo, las otras órdenes las susurraba o las sugería con la fuerza que suelen tener las sugerencias de un genio.

El argentino ha llegado al cargo como llegan los grandes hombres, marcando un objetivo y comprometido personalmente con ese objetivo. He conocido capitanes que solo aparecían en los buenos momentos y que, en los malos o triviales, se mezclaban con el grupo en un gesto de “sargento chusquero” nunca de capitán. Messi, desde la presentación de esta temporada, solo habla de una cosa y no se esconde : Champions. Es su reto y le honra.

A Messi le sobra talento, le sobra genialidad, rebosa eficacia en el campo y, tras sus malas experiencias con Argentina, en el Barça quiere ejercer como capitán a tiempo completo. Por lo que hace y por lo que dice. El Barcelona es su hábitat natural. Nació en Argentina, se siente argentino por los cuatro costados pero en Argentina solo lo ven de lejos. Si lo acercan y lo idolatran es porque les gana algo en el campo. Si no gana, lo vuelven a considerar un extraño. Eso ya no va a cambiar.

Lionel en Barcelona, porque gana casi siempre y solo les da alegría, es el escalón más cercano a Dios. Nadie puede discutir a Messi pero ahora, además, han escuchado su voz nítida y fuerte empeñando su palabra, su deseo y su compromiso por una meta que es de todo el barcelonismo. Si el que consideran jugador más grande de todos los tiempos se ha comprometido con ellos a llevar la Champions al Camp Nou, el culé vive un momento de ilusión y felicidad difícil de explicar.

Ahora el universo barcelonista debe controlar todos los detalles que pueden hacer de un bonito objetivo, una tortura diaria. La ansiedad, el resultado adverso, la duda o el exceso de confianza acechan en el camino. Desconozco el final de la aventura pero es una buena noticia que Messi haya tomado la palabra. Un líder, lo es de verdad y mucho más efectivo, cuando además de hacer las cosas, de pensar las cosas, las verbaliza, las explica y las comparte.