Inicio 1ª División España cambia de cara y vence a Inglaterra (1-2)

España cambia de cara y vence a Inglaterra (1-2)

182
0
Compartir

Alejandro Olmedo.– España se estrenaba en la UEFA Nations League ante una de las “sorpresas” del pasado Mundial de Rusia. Inglaterra llegaba como favorita por números y enfrentamientos directos en tierras británicas, pero el conjunto de Luis Enrique se apuntó al famoso mito del fútbol: entrenador nuevo, victoria segura.

Los pross arrancaron el partido con un 1-3-1-4-2 con Henderson haciendo de pivote. Este sistema se convertía en un 1-3-4-1-2 en su variante ofensiva con la llegada de un mediapunta. Un planteamiento que les permitió aumentar la presión sobre la zona del centro del campo española.

España partía con un esquema que sobre el papel podríamos situar como un 1-4-3-3 aunque realmente fue variando dependiendo de cada situación. Esto es lógico pensando en que uno de los tres atacantes era Isco, un jugador que puede jugar prácticamente de lo que quiera y que cuando más daño hace es cuando se vuelve impredecible. Rodrigo ocupó la zona central del ataque y provocó que Aspas se encontrase menos cómodo que cuando tiene libertad de movimiento.

En el minuto 11 una contra lanzada por Kane desde el centro del campo ponía a los ingleses por delante en el marcador. Balón abierto a la banda izquierda para Shaw y un pase perfecto a la espalda de la defensa permitía llegar a Rashford solo frente a De Gea, y no falló. Poco pudo hacer el portero español para evitar el gol del joven jugador del United.

La Roja supo reaccionar a tiempo y dos minutos después Saúl empataba el encuentro tras una subida de Carvajal por banda derecha, un pase atrás perfecto de Rodrigo y una llegada desde segunda línea del ilicitano que, con su pierna derecha, superaba a Pickford y silenciaba Wembley.

A partir de este momento el ritmo de partido bajó y ambos conjuntos trataron de evitar el daño rival más que de generarlo. En el minuto 32 una falta lateral lanzada por Thiago y rematada por Rodrigo tras un desmarque perfecto ponía a la selección española por delante en el marcador.

Inglaterra sólo llegó con un par de contras que salvó De Gea con bastante solvencia. La entrada obligada de Rose en la segunda parte tras un brutal choque de Shaw con Carvajal provocó más llegadas por la zona izquierda de los de Southgate pero no consiguieron poner en peligro la victoria de España. Un gol bien anulado a Welbeck ponía punto y final al partido.

Observaciones tácticas

Luis Enrique ha llevado su filosofía a la selección española. Un fútbol directo en el que se prioriza siempre el ataque a la defensa. La idea de que llegue el balón en buenas condiciones a los jugadores determinantes es algo innegociable para el entrenador asturiano. Pero dentro de este planteamiento todavía hay cosas que se deben resolver y que entraron en conflicto a lo largo del partido.

El problema de la banda izquierda en el que Isco y Marcos Alonso no terminan de entenderse es evidente. La velocidad y profundidad del jugador del Chelsea choca con el exceso de asociación del malagueño.

El otro gran inconveniente que se pudo apreciar fue la falta de entendimiento entre los dos delanteros. Muy parecidos en sus movimientos, solían aparecer por la misma zona de influencia, lo que provocó que, en algunas ocasiones, el jugador que llegase haciendo el desmarque de ruptura fuese Thiago. La figura de Diego Costa debe ser clave para dar solución a este asunto, colocando a un delantero más posicional y que se pueda asociar con un segundo punta con más movilidad.

A pesar de esto España logró una gran victoria en un escenario muy complicado. Tres puntos importantísimos para arrancar una nueva competición con un sabor de boca inmejorable y dar carpetazo a las malas sensaciones con las que se volvió de Rusia.

 

Alineaciones:

Inglaterra: Pickford – Gomez, Stones, Maguire – Henderson (Dier, 64’) – Trippier, Alli, Lingard, Shaw (Rose, 53’) – Rashford (Wellbeck, 94’), Kane.

España: De Gea – Carvajal, Nacho, Ramos, M. Alonso (I. Martínez, 88’) – Busquets, Saúl, Thiago (S. Roberto, 79’) – Isco, Aspas (Asensio, 68’), Rodrigo