Inicio Fútbol Internacional El Chelsea de Sarri: Cómo juegan los blues

El Chelsea de Sarri: Cómo juegan los blues

184
0
Compartir

José Ramón Cobo-Reyes.- Tras un inicio inmaculado en Premier League, los de Sarri sumaron su primer tropiezo ante el West Ham United en un empate 0-0. El entrenador italiano le ha dado un cambio de imagen en un tiempo récord a los blues, pero, ¿qué es lo que ha cambiado en estas 6 jornadas respecto al año pasado?

Lo primero a lo que atendemos es al capítulo de bajas y altas. La principal baja se ha dado en la portería, con el fichaje del belga Thibaut Courtois por el Real Madrid, que ha sido reemplazado por el ex portero del Athletic Club Kepa Arrizabalaga en un traspaso récord. La línea defensiva sigue contando con sus mismos integrantes, con la salida de Kurt Zouma en préstamo hacia el Everton. Las principales altas se han dado en el mediocampo. El Chelsea se ha hecho con los servicios de Jorginho, que ya estuvo bajo las órdenes de Sarri en el Nápoles, y de Mateo Kovacic, aprovechando una oportunidad de mercado. La salida de Bakayoko, cedido al Milán, cierra el capítulo de altas y bajas de este Chelsea 2018/2019.

En cuanto a lo dispuesto en el campo, Maurizio Sarri ha empleado un módulo de 4-3-3, tal y como nos tenía acostumbrado en Italia. La portería es de Kepa, como se podía esperar, mientras que la línea de 4 está compuesta, de derecha a izquierda, por Azpilicueta, Rudiger, David Luiz y Marcos Alonso. Las principales novedades son la vuelta  a la línea de 4, después de que Antonio Conte utilizara 3 centrales y 2 carrileros, y la presencia de David Luiz como titular. El brasileño jugó tan solo 10 partidos la temporada pasada, pero este año es una pieza fundamental para el italiano. 

La línea de medios es la más cambiada. Jorginho juega como pivote, tal y como jugaba en el Nápoles, mientras que Kovacic se emplea como interior izquierdo y Kante como interior derecho. Esta línea era la que necesitaba un mayor refuerzo para poder adaptarse a la idea del técnico italiano, y en estos primeros partidos ha dado un óptimo resultado. Por último, la línea de delanteros es la que más rotaciones está teniendo. De ellos, el único indiscutible es Hazard. Morata y Giroud se están turnando, el español parte con ventaja ante el galo, pero para ello debe mejorar su eficacia de cara al gol. Mientras que en el extremo derecho Pedro y Willian pugnan por un puesto. El brasileño, pese a haber sido uno de los jugadores más destacados la temporada pasada, parte con desventaja respecto al español. Esto se debe a que Pedro tiene más interiorizado el juego de posición, al provenir del FC Barcelona, aglutina menos el balón y es un experto en el desmarque, tal y como lo era José Callejón en el Nápoles.

En cuanto al modelo de juego, Sarri está inculcando su forma de jugar en el Chelsea. La fase de juego más trabajada es la salida de balón. Para ello intenta salir a través de David Luiz, ya que en la banda izquierda es donde se encuentran jugadores más técnicos (Hazard, Kovacic, Alonso y David Luiz). La importancia de Giroud y Morata radica en la salida directa. El Chelsea suele emplear en los primeros minutos de cada partido este tipo de salida para desprenderse de la presión inicial. De este modo obliga al rival a retirarse 10 o 15 metros y salir de forma combinada más fácilmente. En la salida combinada, David Luiz busca batir líneas para conectar directamente con Kovacic, o bien Rudiger conecta con Kanté, para tocar de primeras encontrando o bien a Jorginho o su lateral.

En campo contrario, destaco la movilidad de los extremos. Hazard tiene libertad de movimientos, generando superioridades a lo largo del campo y generando mayor peligro, al girarse por dentro y poder conducir. Pedro también cuenta con mucha movilidad y aporta mayor dinamismo a las posesiones del Chelsea, no hay más que ver el gol que anota ante el Bournemouth para darse cuenta de ello. En el partido ante el Cardiff City se vio cómo Kovacic y Kante ocupaban el espacio libre que dejaban Hazard y Pedro en la banda, pero creo que es algo perjudicial para los laterales, sobre todo Alonso, que al no ver su carril libre está incorporándose por el carril interior, desde donde también ha dado algunas asistencias e incluso anotó un gol ante el Arsenal.

El Chelsea plantea una defensa alta, presionando la salida del rival. Sin embargo, esta presión no pretende provocar el robo, como es típico en los equipos de Guardiola, por ejemplo. La presión busca provocar un envío impreciso y que el Chelsea inicie el juego desde su línea defensiva. Cuando defienden en su campo, normalmente cambian el módulo hacia un 4-4-2, dejando en punta a Hazard y el punta para prepararse en la transición. A pesar de los 4 goles en contra (3º equipo menos goleado) el Chelsea tiene una laguna en el centro lateral, y es que Jorginho no suele replegar correctamente la zona de la caída, y este espacio fue el que explotó el Arsenal para marcarle la mitad de los goles que ha encajado el Chelsea en esta Premier League.

Por último, hay que destacar a Eden Hazard. El jugador belga vive el mejor momento de su carrera, viviendo su mejor momento goleador con 5 goles en 6 partidos en la Premier League. Hazard se ha visto favorecido por el juego de Sarri, que le permite participar más durante todo el partido, y es que al belga se le reprochaba su irregularidad. Además, al recibir en situaciones centradas, es mucho más peligroso al poder realizar conducciones por dentro y utilizar su disparo más a menudo. No es el primer extremo que explota con Maurizio Sarri, y es que en el Nápoles ya supo sacar el goleador que llevaba dentro Dries Mertens, compatriota de Hazard, que marcó 46 goles en dos temporadas jugando como delantero.