Inicio Portada Villacarrillo 0-Monachil 1: El mejor de los locales “Sebi” Tíscar

Villacarrillo 0-Monachil 1: El mejor de los locales “Sebi” Tíscar

265
0
Compartir

Diego J. González. Villacarrillo. Todo puede ir a peor. Cuando se cree haber tocado fondo y se considera imposible agravar una situación límite, el ser humano es capaz de lograrlo. Yo tampoco lo entiendo, pero sucede.

Sucede que el Villacarrillo CF volvió a perder en casa este domingo -el tercero de los cuatro partidos que se han disputado en el Veracruz-, para más inri contra otro equipo en zona de descenso y para mucho más inri con la misma imagen deplorable de hace dos semanas frente al Oriente.

Esta vez fue el Atlético Monachil, como dentro de dos semanas podrá ser el Casabermeja o como podría ser el Mogón si se refundara. La táctica para vencer en el Veracruz es sencilla: aguantar unos primeros minutos en los que los locales fallarán una ocasión clara y a renglón seguido la liarán parda en defensa;  aprovechar uno de los cinco o seis regalos que se presentarán, marcar en consecuencia un gol y de ahí hasta el final, esperar a que los celestes se inmolen.

Fran desperdició un mano a mano en el minuto 5: la suerte estaba echada. Sería David, el ariete granadino, quien sacara tajada del primer despropósito de la zaga campiñesa y batiera por bajo a Caballero. 0-1 y déjà vu con el partido frente al Oriente en proceso.

Más incomprensibles fallos defensivos, más descoordinación, más cortocircuitos. Dani mandó al limbo lo que se cantaba en el banquillo visitante como el segundo y Caballero le sacó a David otra opción de gol. Corrían los minutos y el único que no la pifiaba en el Villacarrillo era el portero, desviando a córner un lanzamiento lejano de Moreno. Con un 0-1 y gracias se llegaba al descanso.

El segundo round arrancó con el ingreso al césped del extremo zurdo Míchel, que debutaba en el peor escenario posible. Se presuponía que los de Párraga mejorarían y al menos tirarían de orgullo para lograr revertir el sino del encuentro, pero ni eso. Con un Monachil cada vez más encerrado pero sin excesivos problemas, liderados por el expeditivo central Juanse, los locales continuaban sin saber qué hacer con el esférico en sus pies y, por ende, sin generar peligro.

Toni y Cristian entraron por Juan Ángel y Cuevas, mas nada cambió. El beatense dispuso de un libre directo propicio que desembocó en una especie de jugada ensayada en la que Niza, el central, ni siquiera pudo armar la pierna para tirar a puerta tras recibir la pelota. Secuencia circense enclavada en un espectáculo circense.

La parroquia campiñesa asistía mitad incrédula, mitad resignada, ante lo que sus ojos contemplaban. Incrédula analizando los resultados a domicilio –pleno de victorias- y los mimbres del equipo –más de la mitad de ellos con experiencia en Tercera-; resignada por todo lo demás: falta de actitud y de aptitud, de trabajo, de compenetración. Falta de todo.

Sebastián Tíscar, “Sebi”, campiñés que fue homenajeado en los prolegómenos del encuentro por su hazaña en la pasada “Ultraking” de triatlón en beneficio de la asociación “ALES”, presenciaba el partido desde el palco. A Sebi, que aguantó en dicha prueba 10 km nadando, 421 km en bicicleta y 85 km corriendo, lo que verdaderamente se le estaba haciendo inaguantable era el partido del Villacarrillo.

Pedro Cobo dispuso de la única ocasión clara para lograr la igualada con un cabezazo al larguero y el Monachil pudo sentenciar en varios contraataques que de forma inverosímil no se materializaron. El recurso a la desesperada de Niza como “9” tampoco valdría para nada, el arquero rival se despediría del Municipal nuevamente sin haber sido probado y el combate concluiría con júbilo visitante en un Veracruz despoblado prematuramente, carente de fe alguna con los suyos.

Restan 27 jornadas por disputarse y aún se está a tiempo de revertir una situación que está tornándose inadmisible. No se trata de luchar por un ascenso utópico a día de hoy, se trata de evitar que las gradas del estadio queden vacías en un par de meses. Tan cierto es que la plantilla es corta y que muchos de los peloteros que deben de tirar del carro no están a su nivel, como que no se está trabajando bien. Lo primero quizá no tenga remedio. Lo segundo, sí.

 

 

 

VILLACARRILLO CF: Caballero, Tomás, Niza, Malagón, Pérez; Muñoz, J. Ángel (Cristian, min. 60); Cuevas (Toni, min. 60), Moñes (Míchel, min. 46), Fran y Pedro

ATLÉTICO MONACHIL: Moreno; Lin, Herrera (Polo, min. 80), Juanse, Ibrahima, Aguado (Martín, min. 87), Pareja (Agustín, min. 68), Cano (Jiménez, min. 66), David, Moreno (Del Castillo, min. 64) y Dani.

Goles:  0-1: David, min. 12.

Árbitro: Jiménez Hidalgo (Málaga). Amonestó por los locales a Fran; por los visitantes a Juanse y David.