Inicio 1ª División Un cadáver muy Real (1-2)

Un cadáver muy Real (1-2)

98
0
Compartir

En tan solo diez minutos de juego Raphael Varane ya había superado la semana “horribilis” de la exministra Tejerina. Un gol regalado a Morales y un penalty absurdo en contra de su equipo. Una actuación que no hubiera firmado un niño de ocho años. Así, el equipo de Paco López se ponía 0-2 en tiempo récord, lo que hacía tambalear el puesto de entrenador de su colega Julen Lopetegui, como si fuese un ministro socialista al uso. ¿Llegará el vasco al partido del Camp Nou?, ¿conseguirá Pedro Sánchez sacar adelante los Presupuestos? Se verá conforme avancen los días.

Es difícil de ganar un partido de fútbol cuando no se anotan tantos. El último gol del equipo blanco fue anotado en pleno franquismo y, de este modo, se batió el récord negativo al rebasarse el minuto 55 y no haber visto puerta. ¿Mérito de Lopetegui? Sí y no. Cuando se ha vendido al jugador que hacía, en los nueve años anteriores, uno de cada dos goles de tu equipo y no se ha buscado un recambio, lo normal es que ocurran estas cosas. Por lo que no parece justo mirar solo al banquillo: se trabajó mal desde los despachos. Es alarmante la sequía de este equipo.

No sirve como excusa que se golpease cuatro veces el poste y que se generasen muchas ocasiones. Mariano es lo que es, Benzemá parece más mareado que nunca y Bale, pese a todo, venía de lesión. El público parece hartarse del tedio de Asensio y la recuperación de Isco es la alegría de la jornada para los blancos. Y resulta curioso lo de Lucas Vázquez: lleva viviendo dos años y medio del penalty de la final de Milán.

Pero también se ha de mirar atrás. Varane hizo un partido deleznable, y Ramos vivió en el caos gracias al tremendo encuentro de Morales, que pide la internacionalidad partido a partido. Y Marcelo, pese al tanto, no es el de las primaveras. Hasta Modric parece nadar en un mar de luto. El Balón de Oro se sitúa más lejos que nunca; entre su letanía reciente y la campaña francesa por Griezzmann, el premio parece misión imposible.

Cinco partidos sin ganar, y el liderato se escapa. Y, mientras, el Levante se queda a uno del equipo blanco. Buena campaña de los levantinos y excelso encuentro de los mismos, especialmente, en una primera mitad muy acertada. Es su segunda victoria en el Bernabéu. Lo tendrá difícil, pero con esta seriedad, el equipo de Paco López puede mirar, de reojo, Europa.