Inicio Portada Croacia aprende y deja a España contra las cuerdas (3-2)

Croacia aprende y deja a España contra las cuerdas (3-2)

132
0
Compartir

Alejandro Olmedo.- Nunca le ha venido bien a la Selección sentir que las cosas están resueltas. Después de las dos primeras victorias en las dos primeras jornadas de esta UEFA Nations League parecía que la presencia del equipo español estaba garantizada en la final four, pero nada más lejos de la realidad. España se complica la vida en el último minuto ante Croacia y depende de un empate en Wembley entre ingleses y croatas.

Dalic venía con la lección aprendida tras el set encajado en Elche y supo dar con la tecla de lo que más daño le puede hacer a España. Con un planteamiento de 1-4-5-1 y jugando en una pequeña franja de terreno supo quitarle al equipo de Luis Enrique todo el espacio que necesita para alimentar ese juego de toque que, gustando más o menos, ha sido la seña de identidad durante la última década.

En la primera parte se vio a una España superada y con apenas llegada al área rival. El principal damnificado fue un Sergi Roberto que cada vez empieza a dar más muestras de que no es defensor. El técnico croata supo aprovechar este regalo y le puso de pareja de baile a Perisic. Un jugador que quizás merece más cartel en Europa del que tiene y que en la primera mitad estrelló un balón en el palo en la primera que tuvo y a punto estuvo de encontrar a Kramaric en otra llegada por banda.

La sala de máquinas de la Selección fue un desastre en este primer periodo. Saúl y Ceballos no encontraron su lugar en el campo e Isco demostró estar muy lejos de su mejor nivel. Aspas y Rodrigo fueron simples testigos de lo que ocurría sobre el césped. El primer disparo español llegó en el minuto 43 y el segundo en el 45. El empate a cero al descanso demostraba lo que estaba ocurriendo en Zagreb.

La segunda parte se convirtió en una montaña rusa. En el minuto 54 un error de Sergi Roberto en salida de balón provocó una recuperación que acabó con el gol de Kramaric que dos minutos después igualaba Ceballos. Jedvaj ponía por delante a los croatas de nuevo, en el minuto 68, aprovechando un centro perfecto de Modric al segundo palo en el que De Gea puede hacer algo más.

Cuando las cosas se ponían más feas llegaba un regalo en forma de mano de Vrsaljko que midió mal y puso a Ramos frente a Kalinic. El de Camas volvió a demostrar sangre fría con una paradinha que tumbaba al portero croata antes de meter el balón en la red. Los últimos quince minutos de partido se convirtieron en un correcalles de esos que encantan a los aficionados y que los entrenadores odian. En el último momento de partido volvió a aparecer Jedvaj para aprovechar un rechace tras una parada de De Gea y dejar los sueños españoles al borde del abismo.