Inicio Portada Sala de Análisis: Los cambios de Solari

Sala de Análisis: Los cambios de Solari

120
0
Compartir

José Ramón Cobo-Reyes.- Santiago Hernán Solari llegó a un equipo en crisis, que tocó fondo en el Clásico ante el FC Barcelona por 5-1. Sin embargo, una racha de 4 victorias consecutivas ha hecho olvidar las malas sensaciones y la calma vuelve a llegar al conjunto blanco. A continuación vamos a detallar algunas claves de este cambio de rumbo:

(Des)Bloqueo mental

No era normal la sequía goleadora del Real Madrid. Por volumen de ocasiones y la calidad de estas, no era normal que el Real Madrid sufriera tanto para anotar un gol. Esta sequía recordó al consejo que le dio Van Nistelrooy cuando Higuaín llegó al Real Madrid y se estaba impacientando: Los goles son como el kétchup, a veces no salen por mucho que lo intentes y de repente vienen todos de golpe”

Este bloqueo ya lo vivió el Real Madrid contra el Melilla, cuyo tercer gol fue una serie de desafortunadas consecuencias que acabó con Odriozola empujando el balón a la red cuando parecía imposible que otro atacante madridista pudiera fallar. El partido contra el Valladolid, lejos de ser brillante, también contribuyó a este desbloqueo con el tanto, feo, que consiguió Vinicius con la colaboración de la defensa vallisoletana. De este manera el Real Madrid por fin ve puerta con mayor asiduidad, y parece que Benzema y Bale se han reenganchado de cara al gol. Además, ahora el Real Madrid incluso anota goles de “suerte”, como fue ese gol en propia meta que encajó el Celta de Vigo.

Nuevos jugadores se han incorporado a la lista de goleadores, como Kroos, Ceballos, Casemiro u Odriozola, además de un Sergio Ramos cada día más especialista en penaltis. Tras la pérdida de Cristiano, el Real Madrid necesitará goles de todos ellos sin ninguna duda.

Por otra parte, en defensa también se ha encontrado con situaciones límite que han salido de cara. No hay que olvidar que el Viktoria Pilsen tuvo un larguero con 0-0, que el Celta tuvo un cabezazo al palo con 0-0 y que el Valladolid dio 2 largueros y un mano a mano para poner el marcador en 0-1. Por centímetros el Real Madrid no se vio en desventaja, y eso cuenta mucho cuando el equilibrio es tan endeble como lo era entonces.

Solidez defensiva

Se echaba de menos que el Real Madrid no encajara gol, y ha llegado una racha más o menos sostenida de imbatilidad defensiva cuando más defensas se encuentran lesionados en el Real Madrid.

La primera medida de Solari de peso fue el elegir a Courtois para jugarse la Champions y la Liga. Me parece, personalmente, una decisión acertada. No el elegir al belga por encima del tico, me parece acertado el elegir. La posición de portero es muy delicada mentalmente y se necesita de un portero que esté en forma. Que los porteros se turnen creo que no les beneficia a ninguno y provoca una inseguridad entre ambos, y más en un equipo como el Real Madrid en el que ambos van a estar bajo la lupa en cada partido. Decantándose por Courtois este debate no va a estar tan caliente como de la otra manera, y servirá para que el belga se encuentre en el Real Madrid. Por lo pronto sacó una mano felina en Balaídos para evitar el 2-2.

Solari fue consciente que la presión alta del Real Madrid no era lo suficientemente sólida como para proveerle de contextos en los que el Real Madrid recuperara frecuentemente arriba. Además, cuando esta presión era superada al Real Madrid le costaba recuperar su posición. Solari sigue presionando arriba pero de una forma menos agresiva, priorizando la organización defensiva a la recuperación inmediata del balón. El Real Madrid ahora tarda más en recuperar el balón pero no sufre cuando su presión es superada. Esto explica que un centro del campo con Ceballos, Kroos y Modric no se descosiera ante un equipo como el Celta con tanto colmillo en ataque.

Confianza en los jóvenes

Álvaro Odriozola ha sido uno de los más beneficiados de esta nueva época en el Real Madrid. El lateral procedente de la Real Sociedad se vio superado por Nacho en el hueco que dejó Dani Carvajal en el 11. Sin embargo, el central madridista no se le ha visto cómodo en esa posición e incluso quedó retratado en el clásico, con Jordi Alba ganándole la espalda en el primer gol y con Dembelé superándole en el gol de Arturo Vidal. Nacho es un jugador muy polivalente, pero sin embargo no ha tenido un buen inicio de campaña y situarlo en el lateral derecho le ha dejado aún más en evidencia. Odriozola ha empezado en el lateral derecho en todos los partidos de la era Solari, y ha recompensado esa confianza con actuaciones sólidas, con incorporaciones al ataque que por fin recuerdan al jugador que destacó tanto en la Real Sociedad. Sin ir más lejos, contra el Celta de Vigo provocó el penalti del 1-3 que dejaría visto para sentencia el encuentro.

Reguilón es otro jugador que ha contado con minutos bajo el mando de Solari. En este caso también se ha beneficiado de la lesión de Varane en el clásico, que provocó que Nacho pasara la posición de central junto a Sergio Ramos. Reguilón ha jugado los 4 partidos de la era Solari, al igual que Odriozola. Sin embargo, en el partido ante el Celta se tuvo que retirar lesionado. Reguilón ha demostrado ser una alternativa para Marcelo, y la defensa madridista que había quedado en cuadro por las lesiones se ha visto reforzada con la irrupción de los dos jóvenes laterales, que desde luego se han ganado por derecho el ser tenidos en cuenta cuando vuelvan Carvajal y Marcelo.

Vinicius Jr era el jugador más esperado este verano por la afición madridista. Más todavía tras la marcha de Cristiano Ronaldo y la ausencia de ese galáctico que viniera a sustituirlo. Sin embargo, nunca contó para Lopetegui, que apenas le dio unos minutos ante el Atlético de Madrid. Con Solari la situación es opuesta, siendo convocado en los cuatro encuentros disputados, siendo titular ante el Melilla (algo predecible), saliendo del banquillo ante el Valladolid y provocando el gol que desatascaría el partido, y jugando unos minutos ante el Viktoria Pilsen. Ante el Celta no se vistió de corto, aunque el plan del partido vino fuertemente influenciado por las lesiones de Casemiro, Reguilón y Nacho.

Ceballos es otro jugador a destacar, sin embargo su presencia en el equipo ya venía siendo regular con Lopetegui, por lo que su situación  no ha variado con Solari.

Recuperación de Modric y Kroos

Ninguno de los dos ha tenido un inicio de temporada fácil. En principio, el centro del campo iba a ser el más reforzado con la llegada de Lopetegui, y se hablaba este año del Real Madrid de Modric. Sin embargo, por razones que solo sirven para especular (bloqueo mental, desgaste físico por el Mundial…) ninguno de los dos jugadores ha mostrado su mejor versión hasta ahora. Modric incluso ha vivido algunos encuentros en el banquillo, lo que es obvio que para un candidato al Balón de Oro no es una situación normal. En los últimos encuentros ha vuelto a recordarnos a ese jugador aspirante a destronar le hegemonía Cristiano-Messi en el Balón de Oro, y puede que le haya beneficiado los descansos ante Melilla y Viktoria Pilsen.

Toni Kroos despegó finalmente en el partido ante el Vktoria Pilsen, y contra el Celta confirmó su mejoría demostrando ser el metrónomo que ha sido los últimos años del ataque madridista. La intención de Lopetegui de colocarlo en el sitio de Casemiro recordó a la etapa de Ancelotti en la 2014/2015, donde el Real Madrid vivió una temporada de dos caras. Sin embargo, la mejor versión del alemán siempre ha venido como interior y siendo escudado por un pivote como Casemiro. Solari metió a Ceballos con la lesión del brasileño ante el Celta, pero en vez de atrasar a Kroos al pivote fue el ex bético el que se situó en esa posición.

Conclusiones

El Real Madrid de Solari ha superado un matchball y se encuentra vivo en todas las competiciones. La mejoría que le observo al Real Madrid es mental y táctica. Solari ha arreglado en el campo el problema defensivo, aportando solidez a la estructura a cambio de tener menor posesión y resguardarse más en su campo. Solari también ha apostado por Reguilón, Odriozola y Javi Sánchez, en parte obligado por las bajas defensivas, pero esta apuesta le ha traído beneficios sin ninguna duda. En el apartado ofensivo, la explosión goleadora de los últimos partidos aparece más por el desbloqueo mental generalizado que por mejoras desde el punto de vista táctico, aunque destaca el perfil derecho que están explotando Lucas Vázquez y Odriozola, en detrimento de Isco y Asensio.