Inicio 1ª División Vuelve el absurdo y la desidia al Real Madrid en Eibar (3-0)

Vuelve el absurdo y la desidia al Real Madrid en Eibar (3-0)

87
0
Compartir

Un equipo aguerrido y valiente, sí, pero que no deja de ser de la zona media baja de la clasificación, pintó la cara al Real Madrid con una fórmula realmente sencilla: intensidad. La desgracia para los blancos es que, con Lopetegui despedida, se ha de buscar un nuevo culpable ante la opinión pública. ¿Solari? Renovado con urgencia tras vencer a los todopoderosos Melilla o Viktoria Pilsen. ¿Florentino? Por no haber fichado a nadie para suplir la marcha del jugador estrella en la última década. ¿Los jugadores? No corren, pasean por el campo.

Un desastre de proporciones bíblicas. El partido del Real Madrid fue un bochorno absoluto. Es posible que en anteriores derrotas de Lopetegui: Barcelona, Sevilla o Vitoria, el equipo mostrase más. Esto se traduce en que, desde encuentros como el “Alcorconazo”, no se veía a un conjunto que mostrase tanta apatía e indiferencia sobre el césped. El Eibar hizo tres, pero mereció más. Hubiese sido más justo el 5-0 o el 6-0. Courtois fue el mejor.

Es la primera vez que el equipo de Donostia gana al Real Madrid. Los tantos fueron de Escalante, Enrich y Kike García. Para ellos, la gloria que ha de ser colectiva, pues el cuadro entrenado por Mendilibar realizó un excepcional trabajo.

Poco más se puede decir de un choque que destacará en la historia del Eibar pero, también, en la negativa del Real Madrid. Pues, probablemente, este haya sido uno de los encuentros más flojos y anodinos -especialmente, en términos de apatía- del equipo blanco en sus 116 años de historia. Vaya bochorno.