Inicio 1ª División Y Solari dio con la tecla: Real Madrid 2 – Valencia 0.

Y Solari dio con la tecla: Real Madrid 2 – Valencia 0.

135
0
Compartir

Jasson Suárez Botero.-  Llevaba casi un mes el Real Madrid sin pisar el Santiago Bernabéu y este, quizás, fuese en parte el motivo de una primera parte asfixiante para un Valencia que no fue capaz de reaccionar ante la presión insistente del equipo blanco.

Durante varios momentos de la primera mitad el partido fue casi un monólogo, con un Valencia desaparecido, que no tuvo ninguna ocasión manifiesta de gol hasta no empezar la segunda mitad.

El primer gol llegó en el 7’ tras una buena recuperación de Marcos Llorente. Carvajal terminó ganando un balón que envió centrado a  la cabeza de Wass, que puso el cuero dentro de la red de su propio equipo, era el 1-0 para el Real Madrid.

Desde el gol hasta el final de la primera parte, el Valencia apenas cosechó ocasiones. El guión fue siempre el mismo: ocasión para el Madrid, ataque del Valencia cortado por el conjunto blanco y otra ocasión merengue. Era tal la presión ejercida por el equipo de Solari, que incluso se vio a Benzema bajando en el 30’, a la primera mitad del campo y recuperar un balón para sus compañeros. Muy activo Karim, que en el 38’ la tuvo tras mandar colocado un balón a la escuadra derecha de la portería de Neto, que finalmente se terminó perdiendo lejos del arco rival.

El primer tiempo se marchó con un 1-0 en el marcador, que en absoluto hacía justicia a lo que se había vivido en el campo.

El segundo tiempo en Chamartín dio paso a un Valencia que, ante falta de puntería del Real Madrid, creyó en el empate. Así se puso de manifiesto primero en el 53’, cuando Santi Mina tuvo la primera ocasión clara de gol para el Valencia, que finalmente terminó mandando por encima del arco de Courtois. Reaccionó al instante “El Madrid” en un contraataque que acabó con un balón marchándose fuera tras un disparo de Modric desde el exterior del área protegida por Neto.

En el 63’ Santi Mina se quedó solo ante Courtois, que hizo una salida espléndida y aguantó hasta retener la pelota, aunque la acción terminó invalidada por fuera de juego.

En el 65’ quedó demostrado que el conjunto che seguía creyendo en el empate, cuando Paulista mandó fuera de la meta del belga una ocasión que podría haber terminado en gol.

Empezó a reaccionar el equipo Merengue en el 72’ cuando Asensio, con Neto ya vencido, estrelló el balón contra el cuerpo de Piccini que consiguió evitar el segundo gol madridista.

Parecía que volvía el Real Madrid a tomar las riendas del partido, cuando el Bernabéu suspiró en el 77’ después de que Batshuayi se quedara mano a mano con Courtois que terminó ganando el duelo llevándose un balonazo en la cara que evitó el gol.

La tranquilidad a la afición blanca llegó en el 82’ cuando un centro de  Carvajal a Benzema terminó finalmente en pies de Lucas Vázquez que marcó a placer. Se quedó en silencio el estadio madridista cuando el árbitro consultó el VAR pero, examinada la jugada, volvió a cantarse el gol en el teatro blanco. La afición sabía que muy probablemente era ya el de la victoria, como terminó siendo.

Ayer se vio a un Real Madrid sólido y, por encima de todo, comprometido. El Valencia no se hubiese visto anulado si no hubiese sido por el esfuerzo realizado por la plantilla blanca durante la primera mitad. En la segunda parte se vieron claroscuros, porque quedan cosas por mejorar, pero si el conjunto blanco quiere aspirar al título de Liga, sin duda la actitud este partido es la que debe reinar en cada encuentro. Volvió a verse un destacado partido de Marcos Llorente, clave en la presión y en las recuperaciones a lo largo del partido; un Benzema comprometido en ataque e incluso en defensa. Courtois manteniendo la portería a cero tras buenas intervenciones y, en general, un equipo con actitud y sed de victoria, algo que parecía ausente en Chamartín desde hace varias jornadas.

El trabajo ahora de Solari es mantener esta dinámica, hablará el fútbol en las próximas jornadas. Dos caras muy distintas ha dado el conjunto blanco durante las últimas jornadas: el polo negativo de Ipurua y el polo positivo  en el Santiago Bernabéu frente al Valencia.