Inicio 1ª División El Real Madrid vence al Girona y busca la Copa (4-2)

El Real Madrid vence al Girona y busca la Copa (4-2)

149
0
Compartir

Jasson Súarez Botero.- El Real Madrid se impuso de manera contundente al Girona en la ida de cuartos de final de la Copa del Rey.

El partido pareció que iba a tener otro guión al visto en el campo cuando Lozano batió a placer a Courtois en el 7’. Pero nada más alejado de la realidad, la batuta fue para el Madrid el resto de la primera mitad.

El Girona no tuvo la intensidad que luego echó de menos Sacristán en rueda de prensa y, después del primer gol, se sucedieron las ocasiones para el equipo blanco. En el 11’ lo intentó Casemiro con un disparo que se fue fuera del arco del Girona. Apenas un minuto después, Marcelo buscó el gol con un disparo desde fuera del área que finalmente rechazó Iraizoz.

Continuó el dominio blanco hasta que en el 17’ Lucas Vázquez encontró el premio del gol rematando a placer un pase al área realizado por Benzema.

Pareció reaccionar el Girona en el 19’ cuando Ramalho intentó batir a un Courtois que despejó con reflejos el derechazo que le habían mandado. La respuesta la dio el Madrid en el 20’ cuando un habilidoso Vinicius entró al área por banda izquierda lanzando un centro a Benzema que terminó mandándola fuera.

Dominaba el Madrid, hasta que en el 38’ lo intentó Vinicius de nuevo por banda izquierda colocando el balón a placer dentro del área para que rematara Modric, que cayó en el área. Monumental enfado de la afición blanca contra un Undiano Mallenco que decidió no pitar penalti.

Apenas dos minutos después, cayó Vinicius dentro del área rival tras una zancadilla de Ramalho, pitándose esta vez sí penalti que terminó transformando Ramos con otro gol a lo “Panenka”. Respiró el Madrid y no bajó la guardia, siguió intentándolo contra un Granada que no era capaz de repeler los embistes blancos. Ya en el 45’, la volvió a tener Karim con un disparo colocado al palo izquierda de Iraizoz que terminó chocando contra el citado palo.

Se acabó la primera mitad y empezó un segundo tiempo que continuó el guión de la primera mitad, dominio absoluto del equipo local. Sin embargo, se encontró de casualidad el Girona con el partido de cara nuevamente cuando una mano de Llorente en el 66’ terminó en un penalti que convirtió Granell.

Con las tablas en el marcador, Solari decidió apostar por Isco. No bajó el Real Madrid el ritmo y en el 71’ la buscó Marcelo desde banda izquierda con un centro-chut que terminó en las manos de Iraizoz. Apenas un minuto después, un centro de Vinicius lo conectó Benzema con la cabeza para terminar mandando el balón a córner. Asfixiante presión del equipo blanco contra un Girona que seguía sin encontrar su sitio en el partido y que de momento conseguía mantener el empate. Sin embargo, dicho empate se rompió en el 76’ cuando Ramos mandó con un cabezazo el balón al fondo del arco de Iraizoz tras un pase de Marcelo desde banda izquierda.

Sin apenas tiempo de reacción para el Girona, ni el VAR pudo evitar que en el 80’ Benzema diese la estocada definitiva rematando a puerta vacía un excelente pase de Vinicius.

Victoria merecida de un Madrid contra un Girona que se vio en todo momento superado por el equipo blanco. Remarcable la actuación de un Vinicius que, con cada partido, va dejando la incógnita de dónde está su techo, porque hasta el momento sigue cumpliendo de manera excelente con su labor. Por su parte, Benzema también culminó un gran partido, asociándose y anotando el gol que se pide a un nueve. Los pitos de hoy en el Bernabéu cambiaron de diana, hoy el objetivo fue el árbitro, un buen síntoma de cara a los partidos venideros.

El partido de vuelta será el jueves que viene. Parte el Madrid con una ventaja que debe defender si quiere luchar por la Copa del Rey, pues las semifinales empiezan a llamar a su puerte.