Inicio Portada Sala de Análisis: Manu Vallejo, la perla del Cádiz

Sala de Análisis: Manu Vallejo, la perla del Cádiz

205
0
Compartir

José Ramón Cobo-Reyes.- Manu Vallejo ha demostrado ser uno de los atractivos de La Liga 123. El extremo de Chiclana ya debutó el año pasado testimonialmente, pero es esta temporada donde se ha destapado como un jugador a tener en cuenta. Su presencia en el once titular de Álvaro Cervera es constante, y sin duda se ha ganado su sitio a pulso con sus 6 goles (16º máximo goleador de la competición, 11º sin contar lanzamientos de penalti).

Cervera ha colocado a Manu Vallejo en diversas posiciones, siendo extremo tanto por izquierda como por derecha en sistemas con un punta (4-2-3-1 y 4-3-3) y como acompañante de Lekic en el 4-4-2. Personalmente, opino que su posición idónea es de extremo derecho, aunque es cierto que tiene recursos y juega eficazmente en las otras posiciones anteriormente dichas. El modelo de juego del Cádiz explota las mejores virtudes de Vallejo, que con espacios es demoledor. Suele caer a banda derecha (a su pie natural) cuando juega como delantero, aunque también tiene salida por la izquierda.

En banda derecha suele buscar el centro, aunque tiene facilidad para finalizar desde esa posición también. Cuando juega en banda izquierda, sin embargo, no confía excesivamente en su pierna débil y siempre trata de salir hacia dentro y aprovechar su gran golpeo. Cuando juega como atacante con Lekic, busca la profundidad, tanto en un pase largo como buscando la prolongación de Lekic, aunque a veces se precipita y cae en fuera de juego.

En cuanto a sus virtudes individuales, destaca porque todas las acciones de su juego tienen un solo sentido: verticalidad. Manu Vallejo siempre que recibe busca acabar la jugada, ya sea con el último pase o con un disparo. En ocasiones, de hecho, puede resultar algo precipitado.

Vallejo confía mucho en su disparo, y cuando juega en banda izquierda busca a menudo salir hacia dentro para tratar de disparar. Su golpeo es una de sus mejores virtudes, recurriendo más a la potencia en el golpeo que a la precisión. Tiene salida, como ya hemos dicho antes, tanto si participa por banda derecha como por banda izquierda. Otro valor en la finalización es su ataque del centro lateral, atacándolo de forma agresiva, sirviendo de ejemplo el gol que anotó ante Las Palmas. Lógicamente, por estatura (167 cm), es más peligroso atacando el centro raso que el centro aéreo.

En cuanto a su regate, Manu Vallejo es un devorador de espacios. Es más efectivo cuando tiene espacio para correr, ya que tiene una gran potencia que le permite zafarse de su marcador en carrera. Prefiere conducir y regatear buscando línea de fondo, ya que como hemos dicho es un jugador muy vertical. Sin embargo, también tiene regate en cortos espacios, siendo un movimiento bastante recurrente el “uno-dos” en banda izquierda, buscando siempre que puede la finalización.

Por último, en cuanto a su esfuerzo defensivo, es un jugador solidario en la presión, aunque a menudo tiene carreras un tanto alocadas y no interpreta bien el momento en que saltar a su marca. Lógicamente, hablamos de un jugador cuyo valor diferencial está en la parcela ofensiva.

Por tanto, Manu Vallejo es un jugador que está destacando en LaLiga 123 en su primera temporada en la élite, siendo una de las sensaciones del Cádiz y, por juventud (14 de febrero de 1997), es un jugador con un futuro prometedor, quien sabe si en LaLiga Santander.