Inicio 1ª División España domina a Noruega pero gana sufriendo (2-1)

España domina a Noruega pero gana sufriendo (2-1)

219
0
Compartir

La Selección no supo cambiar dominio y ocasiones por tranquilidad. Tuvo que sufrir para lograr los primeros puntos en el camino hacia la fase final de la próxima Eurocopa. Juego con balón, pases ligados y llenos de buenas intenciones, juego por las bandas de Alba y Navas, remates de Morata y Busquet en director de orquesta. No sonaba mal ese conjunto. Paciencia, búsqueda de la oportunidad pero muy poco acierto delante de la puerta rival. El portero noruego también colaboró a desesperar a los delanteros españoles y Luis Enrique. Lo paró casi todo.

La afición del Valencia, que no llenó el estadio de Mestalla, disfrutó con el gol de Rodrigo, nacido de un buen pase de Alba, y con un notable partido de Parejo. A lo largo de la primera mitad los jugadores españoles pudieron solventar el marcador si Morata hubiera encontrado el camino en sus reiterados remates de cabeza. No fue posible. Con un escuálido gol de ventaja se terminó la primera parte.

Noruega salió con una marcha más en la segunda parte. Mientras, España seguía negada de cara al gol, los visitantes empezaron a volverse peligrosos y acertados en sus acercamientos a la puerta de De Gea. Lo hacía usando robos en la medular o volcando balones sobre espacio aéreo de la defensa española. Al final esa guerra la acabó perdiendo la zaga de la Roja que, en uno de esos lances, vio cómo el colegiado cargaba con un penalti a Iñigo Martínez por derribo a Johnsen. Este jugador, de casi dos metros de altura, volaba, saltaba y braceaba convirtiéndose en una pesadilla para la retaguardia que mandaba Ramos. King lanzó el penalti y logró el empate.

No era justo si hacíamos recuento de oportunidades. Con media hora por delante España no se descompuso y tuvo la fortuna de que el meta visitante derribaba a Morata, cometiendo un penalti muy claro. Ramos lo lazó y volvió a hacer lo de casi siempre. Panenka apareció otra vez en un lanzamiento limpio y claro que terminó entrando, sin oposición, por el centro de la puerta noruega. Jarstein no daba crédito. Seguramente había estudiado con sus analistas ese penalti muchas veces. De nada sirvió. La infalibilidad de Ramos desactivó cualquier plan que tuviera el cancerbero visitante. España ponía el 2-1 definitivo. Asensio tuvo en sus botas un gol que hubiera cerrado un marcador más amplio. Intentó superar al portero por arriba y desestimó un pase a Rodri que tenía la puerta franca. La pelota se fue por encima del larguero.

No fue cómoda la recta final del partido. Se produjeron algunos desajustes, se mantuvo la incertidumbre hasta el último momento y debutaron con la Selección Canales y Mata. Lo mejor el resultado y lo que España debe encontrar es el gol o volveremos a las desesperadas y estériles posesiones. Tiempo hay.