Inicio 1ª División Mariano destaca con un doblete ante el Villarreal (3-2)

Mariano destaca con un doblete ante el Villarreal (3-2)

253
0
Compartir

Ya solo queda un partido en casa para terminar esta larguísima temporada para el fiel aficionado blanco, acostumbrado este año a presenciar un partido malo o peor cada dos semanas. Curiosamente, ante el Villarreal se presenció una primera hora buena del equipo de Zidane, que se puso 3-1 pero que pudo haber anotado alguno más, con Mariano, Valverde y Brahim como piezas destacadas. Pero fue salir Asensio e Isco y el Madrid se fastidió: reinó la apatía absoluta de los dos jugadores.

Los últimos treinta minutos del equipo, capitaneado por la desidia de los dos citados madridistas, fueron una tortura. Si Estados Unidos pretende hacer hablar a cualquier prisionero de guerra debería ponerle televisado una y otra vez, hasta el infinito, la última media hora del Madrid en el Bernabéu. Tal será la extenuación del reo que, sin duda, acabará confesando desde el crimen de Cuenca hasta quién asesinó a Kennedy.

Y es que esta parte final del partido fue una oda al aburrimiento. Emplear ese tiempo en cualquier otra cosa, desde ver una película de Nolan hasta apedrearse en una espinilla, hubiese sido mejor opción. Lo más destacado fue la aparición, tras dos meses en el dique seco, de Vinicius Junior. El mejor jugador de la temporada blanca hasta su lesión intentó hacer dos regates y no tuvo mucho éxito, incluso el espectador volvió a sentir la alegría al ver cómo sus tiros se perdían desviados por mucho de la portería rival. Y es que, aunque la falta de puntería haya vuelto con él, cual escopeta de feria, es una esperanza blanca de futuro, y eso al parroquiano le gusta.

Mariano fue la pieza más destacada del equipo en los noventa minutos, con doblete incluido. Se zafó con toda la defensa amarilla y se las tuvo, especialmente, con Álvaro. Hizo el primero tras un robo de Valverde sobre Cazorla en zona peligrosa, y el segundo tras un gran pase de Carvajal. Entre medias, marcó Vallejo, que parece haber recuperado la alegría con Zidane. Es el primer gol con la elástica blanca del muchacho, siempre dispuesto a ayudar con su sonrisa de haber celebrado la primera comunión en la cara.

Gerard Moreno y Jaume Costa hicieron los tantos de un «submarino» que, pese a la derrota, tiene asegurada prácticamente la permanencia. El telón en la Castellana caerá dentro de dos semanas, ante el Real Betis, y se clausurará así una de las peores temporadas blancas en lo que va del presente siglo, si no la peor. Y como consecuencia, se espera un verano «movidito» en Chamartín. El Real Madrid tendrá que vender y comprar mucho. Pero que nadie se desespere: si no llegan los fichajes deseados, siempre estará ahí el «funcionario» Lucas Vázquez, uno de los grandes amores de Zinedine Zidane.

Fotografía: Realmadrid.com