Inicio Portada Tolo Plaza un entrenador que dejó huella en el Real Jaén

Tolo Plaza un entrenador que dejó huella en el Real Jaén

448
0
Compartir

Juan A. Águila.- Bartolomé Plaza Muela, (La Carolina, 21-02-49). Conocido como Tolo Plaza en el mundo del fútbol. Tras estar varios años como jugador en equipos como el Castellón y Linares en 2ª división e  incluso jugar en la élite en el Sevilla C.F, decide dejar el césped por los banquillos.

Sus comienzos fueron en el equipo de su pueblo el Carolinense  y más tarde, Sevilla Atlco, Utrera y Marbella de donde llegó al Real Jaén en su primera etapa.

Llegó en la 88-89 con el equipo recién ascendido a 2B en una temporada que no iba a ser nada fácil. Joaquín Cortizo  era presidente por aquel entonces, se fijó en el para intentar hacer una buena temporada, pero hubo algunos problemas y Cortizo que estaba a punto de dejar la presidencia y tras una mala racha de resultados,  Tolo Plaza fue cesado tras la jornada 29ª y Tratilán se hacía cargo de la plantilla. Aquella temporada el Real Jaén militaba en  el grupo III de 2B y terminó en 10ª posición en la tabla con 37 puntos.

Tras entrenar al Linares y Fuengirola, en la temporada 91-92, Tolo vuelve al Real Jaén esta vez con Juan León en la presidencia y de nuevo tras un ascenso de categoría. Buena temporada en el regreso a la categoría de bronce donde el equipo quedó en 10ª posición con 39 puntos.

El Córdoba se fija en él y lo firma para la temporada 92-93  quedando el equipo de la ciudad de los califas en 7ª posición, solo a 7 puntos de los puestos de liguillas donde el Real Jaén fue cuarto clasificado con Crispi en el banquillo.

Tras el término de la misma y tras unas desavenencias con Crispi, este no fue renovado y  Tolo Plaza llegaría de nuevo al Real Jaén, en lo que era su tercera etapa.  Unas temporadas difíciles de olvidar,  donde el técnico de La Carolina formó unas grandes plantillas, pero sobre todo a grandes personas.

Aquel vestuario era más que un equipo, era una familia, donde Tolo Plaza aparte de ser entrenador, era un padre, su consejero, su amigo. Los Pascual, Ignacio, Rafa, Vicente Herrero, Chumilla, Rueda, Geni, etc…. pueden dar testigo de ello. De hecho, todos son palabras de elogio cuando hablan de él.

Supo transmitirle los valores de este deporte y antes de ser jugadores,  los hizo hombres. Que respetaran y que fueran respetados por todos esos campos de la geografía. Aquel Real Jaén creo que es irrepetible por el momento.

Esto sirvió para que ese Real Jaén de los 90 jugara bajo su mandato 3 liguillas de ascenso porque en la última temporada, la del ascenso en Figueras, Tolo tras la jornada 13ª y tras recibir una propuesta interesante de Málaga, se marchó de su Real Jaén para siempre.

En las casi 6 temporadas que estuvo al frente del Real Jaén lo dirigió en 229 partidos. De los cuales 195 fueron de liga y el resto entre Copa y ligas de ascenso. Unos números que hablan por sí solos. Solo le faltó la guinda del ascenso.

Tanto para mí como para muchos, Tolo Plaza ha sido hasta el momento uno de los mejores entrenadores que ha tenido el Real Jaén en su historia, sin desmerecer a ninguno, por supuesto. Un gran amante de su profesión, un estudioso del fútbol y sobre todo un hombre de Club que bien lo demostró en el Real Jaén. Un buen hombre en definitiva.

Luego tras su marcha al Málaga donde estuvo dos temporadas y realizar una gran labor, firmó por el Elche al cual lo ascendió a 2ª división. 

Tras una grave enfermedad, el 11 de junio de 2000, Tolo nos dejaba para siempre. D.E.P allí donde estés, maestro!!

 

Fotos; Archivo Juan Antonio Águila