Inicio Fútbol Internacional Kai Havertz, el chico para todo en la medular, pide paso

Kai Havertz, el chico para todo en la medular, pide paso

403
0
Compartir

 Rubén Magallón.- Los jóvenes alemanes están en ebullición y todos los grandes equipos de Europa quieren hacerse con su talento. Uno de los jugadores llamado a ser el estandarte de la selección Alemana es Kai Havertz (1999).

El de Aachen llegó en 2010 a Leverkusen, cuando tan sólo tenía 11 años, y en 2016 Roger Schmidt le subió con el primer equipo, alternando con el filial.

Kai Havertz puede jugar prácticamente en cualquier puesto del centro del campo. Comenzó como mediapunta, pero los diferentes entrenadores del Bayern le han ido probando, con éxito, como interior, como extremo y como pivote.

Es un jugador que se hace notar en el campo, a pesar de su juventud, ha ido adquiriendo galones a lo largo de los años en Leverkusen que le aportan una jerarquía digna de admirar. Tiene una movilidad sin balón espléndida, sabiendo siempre el sitio exacto dónde colocarse para recibir el balón sin arriesgar la creación de juego, cómo perfilarse para que, en cuanto reciba el balón, realice la jugada que tiene en la cabeza desde antes de recibir la pelota, bien sea acción individual o bien sea jugando al primer toque hacia un compañero en corto o en largo.

LEVERKUSEN, GERMANY – FEBRUARY 17: Kai Havertz of Bayer Leverkusen gestures during the Bundesliga match between Bayer 04 Leverkusen and Fortuna Duesseldorf at BayArena on February 17, 2019 in Leverkusen, Germany. (Photo by TF-Images/TF-Images via Getty Images)

El juego en Bundesliga suele ser muy directo, buscando siempre romper líneas, pero Kai es el jugador que marca el tempo de la creación de juego del Bayern, es el jugador que cuando tiene el balón en los pies, contemporiza si tiene que hacerlo, y pocas veces erra en la toma de decisión. Es un experto en el envío de balones largos, tanto al hueco en horizontal, como cambiando el juego de banda.

Pero Havertz no sólo es un creador de juego y un pasador, sus 17 goles en Bundesliga en la temporada 2018/2019 así lo dictan, sino que es un magnífico generador de ocasiones individuales y rematador. Su altura (1,88) le beneficia para encontrarse cómodo en el área y poder pelear contra defensas, generalmente altas, como las de Bundesliga, pero es su habilidad a la hora de resolver situaciones en espacios cerrados y su velocidad y buen uso de su cuerpo para el 1 vs 1 lo que le hacen especial y un futbolista único.

Kai Havertz es pura polivalencia y controla perfectamente qué quiere su técnico de él en cada posición y en cada partido. No es un perfil de jugador individualista y con afán de protagonismo, sino que se nota que es un chico de cantera que busca el bien del equipo. Si Bosz le sitúa en una posición más retrasada, con Bailey y Brandt (ahora lo disfrutarán en Dortmund) o Bellarabi más ofensivos, se dedica a crear y organizar juego. Pero si Bosz le sitúa en posiciones más ofensivas, como extremo o mediapunta, es cuando la magia aparece y Havertz es un jugador letal.

El 29 del Leverkusen es, probablemente, la mayor promesa actual de Alemania y muchos le comparan con Ballack, Özil o Iniesta. Comparaciones que son relativamente correctas con el perfil de Özil o Iniesta (como organizador y creador de juego) pero con Ballack se me queda un poco coja en cuanto a juego, no en cuanto a olfato goleador. Es por ello, que muchos “top” van detrás de él, principalmente Bayern de Munich, pero habrá que ver si Kai Havertz quiere triunfar y ayudar a llevar al Leverkusen un paso más allá en una temporada en la que el conjunto de la aspirina vuelve a Champions League, con la baja de Brandt (Dortmund) y la llegada de Demirbay (TSG Hoffenheim)

@rumagallon