Inicio Atlético de Madrid Reflexiones de Fernando Torres en Palabra de Fútbol…hace trece años

Reflexiones de Fernando Torres en Palabra de Fútbol…hace trece años

582
0
Compartir

Se ha retirado Fernando Torres. Se acaba el futbolista y nace la figura que, siempre unida al Atlético de Madrid, seguirá dejando imágenes de altura deportiva y respeto por este juego. Fernando comienza su regreso al club en el que nació al fútbol y al que, desde dentro o desde lejos, siempre ha llevado en el corazón.

Torres es historia del Atleti y de todos. Su gol en la final de la Eurocopa, abrió la puerta a una vida nueva para nuestra Selección. Su balón cruzado alzó el telón de una etapa en la que los españoles teníamos que frotarnos los ojos para comprobar que nuestro equipo nacional deslumbraba, ganando a cualquier selección que se cruzara en su camino.

La figura deportiva no necesita explicación. Especialmente hoy, decir más cosas es redundante. Se ha dicho todo. Se ha proyectado la imagen de un jugador de fútbol que, muy niño, se convirtió en un ídolo para la afición del Manzanares. las cosas son y no hay que buscar muchas explicaciones. Se fue y, en la distancia y defendiendo otros colores, siguió estado en el alma de los seguidores rojiblancos. Se había ido de presencia pero no de corazón.

Mi pequeño homenaje a Fernando Torres es hoy, rescatar una charla que mantuvimos en Palabra de Fútbol, cuando Palabra de Fútbol era un programa en la parrilla nacional de Localia Tv.

 

 

Estaba muy cerca de salir para la Premier. Era un niño pero, a lo largo de media hora de charla, en la que tuvo que lidiar con una tos molesta y persistente, dejó reflexiones que sirven para todos los futbolistas y casi, después de trece años, para el fútbol de hoy. Sus comienzos, la filosofía de sus padres a la hora de conducirlo por la incipiente carrera de futbolista, el negocio del fútbol, la imagen de los futbolistas, sus amigos y su familia. Mientras peleaba con su garganta, iba contando cosas que ya dejaban clara, no su condición de gran jugador, sino su madurez prematura y su forma serena y clara de explicar la profesión en la que acababa de ingresar y su forma de interpretarla. Luego vinieron más charlas pero esta, la primera, fue un placer que ahora deseo compartir con los lectores de palabradefutbol.com