Inicio Real Madrid El Real Madrid no supo cerrar el partido y el Valladolid lo...

El Real Madrid no supo cerrar el partido y el Valladolid lo aprovechó (1-1)

115
0
Compartir

Jasson Suárez Botero.- Como si de un «déjà vu» se tratase, se estrenaba el Real Madrid en la temporada 19/20 ante su afición, con Courtois como única novedad respecto a aquel equipo que conquistó hace tres temporadas Champions y Liga en el mismo año.

Arrancó la primera parte con el conjunto blanco ejerciendo una fuerte presión sobre el contrario, lo que dificultaba la salida de balón del Valladolid. En el minuto cinco tenía Bale la primera oportunidad del partido, con un disparo fallido tras un pase largo de Isco.

Con el transcurso de los minutos, se empezaba a notar cómodo al equipo blanco sobre el terreno de juego. Primero en el 12’ un disparo de Bale que se marchaba fuera rozando el palo derecho de Masip y un minuto después lo intentaba Marcelo con un lanzamiento que se marchó también desviado del arco pucelano.

Lo continuaba intentando el conjunto blanco con un James que se mostraba muy activo en el partido, primero en el 19’ con un disparo desde fuera del área que se marchó fuera, y luego en el 26’ con un lanzamiento de falta que rozó el larguero de Masip.

La oportunidad más clara, hasta ese momento, para el Valladolid nacería en el 30’ tras un error de Casemiro dentro del área que terminó con Ünal en fuera de juego habiendo caído en el área tras un choque con Ramos.

Apenas tres minutos después, la ocasión manifiesta de gol sería esta vez para el Madrid tras un acertado remate de cabeza de James a pase de Kroos, que se marchó rozando el palo izquierdo de la portería visitante.

Ya en el 37’, sería Karim quien de nuevo tuviese el gol en sus botas tras plantarse cara a cara contra Masip que terminó rechazando a córner el disparo del francés.

Se asfixiaba el Valladolid ante las constantes embestidas del equipo blanco, que de nuevo lo intentaba en el 42’ en un córner sacado por Kroos  cabeceado por Casemiro por encima de la portería contraria.

Acababa así el primer tiempo con un dominio claro del equipo local en el campo, pero sin llegar a materializar ninguna de las múltiples ocasiones de esta primera parte.

Se las prometía felices el Real Madrid tras una excelente primera parte, pero el aviso de que la segunda mitad llevaría otro rumbo lo puso Sergi Guardiola nada más empezar la segunda mitad, al lanzar un balón desde fuera del área que se marchó desviado. Era apenas el tercer disparo del Real Valladolid en lo que iba de partido.

El mismo Guardiola volvía a intentarlo en el 49’ con otro disparo desde fuera del área que impactaba contra el cuerpo de Ramos. Cambio por completo en la actitud del equipo pucelano que arrancaba la segunda mitad de una manera muy distinta a lo visto sobre el campo en la primera.

Sería otra vez el Ramos en el 53’ el que, de manera providencial, cortaba un contraataque del Valladolid que habría acabado en una ocasión manifiesta de gol.

El cambio de rol del Pucela, se confirmaría en el 55’ con otro disparo de Ünal que se marchaba a córner despejado por Carvajal. Sufría el Madrid en los primeros minutos de la segunda mitad ante un rival que se veía más capaz con el transcurso de los minutos.

Se marchaba entonces James bajo una sonora ovación tras su vuelta al Bernabéu, habiendo cuajado un partido notable. En su lugar entraba Vinicius.

Trataba el Madrid de revertir la situación con un disparo raso de Bale en el 57’ desde fuera del área, atajado fácilmente por Masip. Recuperada la confianza, volvía al ataque en el 64’ con un Vinicius que se adentró hasta la “cocina” pucelana terminando con una caída de Benzema dentro del área que González Fuertes pitó como falta en ataque.

En el 68’ Zidane daba entrada a Jovic por Isco, quien tendría la primer ocasión del gol apenas un minuto después, rematando de cabeza contra el larguero un preciso pase de Bale.

El Valladolid, por su parte, empezaba a dar el empate por bueno, y así lo hacía saber Masip con una tardanza en los saques de portería que empezaban a impacientar a un Bernabéu que pitaba enfurecido ante la posibilidad de estrenarse en su campo con un empate, tras las múltiples ocasiones no materializadas en la primera mitad.

Volvía a aparecer Ramos en el 74’ lanzándose al suelo para cortar con su cuerpo un pase en profundidad de los pucelanos, para que después fuese Courtois quien terminara atajando un disparo de Waldo, que había entrado en el 59’ por el lesionado Moyano.

No se notaba cómodo Vinicius en el campo. En el 78’ perdía la pelota primero en ataque y luego en defensa, habilitando una ocasión para el Valladolid tras un remate muy forzado y sin peligro de Sergi Guardiola sobre el área blanca.

En el momento menos esperado del partido, cuando corría el 81’, ante un Real Valladolid que había vuelto de nuevo al ataque en la segunda parte, Karim se revolvía sobre sí mismo fuera del área, mandando un disparo fuerte al palo izquierdo de Masip que terminaba dentro de la red poniendo el marcador en 1-0.

El Valladolid, lejos de achantarse, continuó intentándolo hasta encontrar el premio del gol a dos minutos del final, tras una pérdida de balón del Madrid en el centro del campo, que terminó en un magnífico pase de Óscar Plano a Guardiola que batió por bajo al portero belga.

Moría así el partido, con un resultado y un juego que pone de manifiesto la carencia clara del Madrid a la hora de materializar las ocasiones de gol. Si bien el equipo de hoy era prácticamente idéntico al equipo que en la temporada 16/17 ganó Champions y Liga, faltaba un hombre, Cristiano Ronaldo, el “killer” al que este nuevo Madrid echa de menos desde la temporada pasada porque, de momento, nadie suple su papel a la espera de la recuperación y rendimiento de Hazard. Pese a ello Zizou, en rueda de prensa, negó la necesidad de más refuerzos.

Por otro lado, al francés se le antoja complicado armar el equipo titular de esta temporada teniendo que contar con jugadores que habían sido ya descartados, uno de ellos James que, con la actuación de hoy, llama a las puertas de la titularidad en los próximos partidos.

El devenir de los próximos encuentros terminará por confirmar el Madrid que veremos esta temporada, si el Real Madrid del primer partido de liga y del primer tiempo de hoy, o el Real Madrid de la segunda parte. Aún queda tiempo para consolidar la plantilla pero sin olvidar que cada punto que se deje en las primeras jornadas, también computan en el total de la temporada.