Inicio Portada David Ordóñez y Real Jaén: sueños, lucha y victoria

David Ordóñez y Real Jaén: sueños, lucha y victoria

653
0
Compartir

Juan A. Águila.-  David Ordóñez Martínez, nació Jaén  el 10/01/1970. Perteneciente  a una saga de futbolistas, la de la familia Ordóñez.  Su hermano Alfonso sería su antecesor dentro del mundo del balompié jiennense.

David empezaría con solo 11 años a jugar en las categorías inferiores del Real Jaén, concretamente en el alevín pasando después al infantil. Su descubridor como el de muchos en aquella época fue Antonio Romero Maroto “Antoñete”.

Tras terminar la edad de infantil pasaría al juvenil en la 85/86, alternando los entrenamientos con la primera plantilla, que por aquel entonces entrenaba Ruiz Sosa. Fue en esa temporada cuando David debutaría con el primer equipo en un partido contra el Parla en La  Victoria de la mano de Manolo Haro que había sustituido, tras su cese, a Manolo Ruiz Sosa. Fue un nueve de febrero de 1986, con 16 añitos y  faltando 15 minutos para finalizar dicho encuentro, David saltaba al terreno de juego de La Victoria cuando el Real Jaén perdía 0-1. Al final lo mejor según comentaba David fue que el partido se logró empatar.

Más tarde jugaría otros dos encuentros, uno ante el Lorca y otro en Copa ante el Granada C.F. En dicha temporada no marcó ningún gol pero en la siguiente lo haría concretamente el  19 de Abril contra el Ronda.  El Real Jaén ganaba por 2-3  aquel  encuentro en tierras rondeñas. David con tan solo 17 años y pocos meses, estrenó su cuenta goleadora. Fueron momentos inolvidables los de aquella temporada  para el joven David.

 En la temporada 87-88 tras la llegada de Juan Manuel Tartilán al banquillo jiennense y tras recuperarse de una lesión de la anterior campaña, el técnico gallego apostó fuertemente por este lateral con gran proyección, que anotaría 8 goles en dicha temporada, un promedio más que aceptable que culminó con el famoso ascenso de categoría.

Momentos de alegría los vividos por este jugador que junto a Higinio Vilches, Pedro Lopez,Rafa,Chumilla,Esteban,Roberto,Fernando Campos,Figueroa,Ramón y el goleador toxiriano Escribano entre otros. Bloque que consiguió poner broche de oro aquella mítica temporada.

Pero su carrera se vería trucada en aquel mes de Julio de 1988, cuando en la carreta de Carchelejo, sufriría un trágico accidente de tráfico que cortaría su buena trayectoria deportiva. Áll principio no era consciente de lo que le había sucedido, sería por su juventud o su falta de conocimiento, llegando a decir a la familia y médicos que “cuando me operan que en 15 días se presentaba la plantilla para una nueva temporada”.

Poco a poco, David  fue tomando conciencia de lo que le había ocurrido y con la ayuda de su familiares y su novia Toñi- hoy su mujer- y de mucha gente más, salió adelante.

En su estancia en el hospital de Toledo, coincidió con Alvelo jugador del Celta de Vigo que también quedó tetrapléjico y al que se le había organizado un homenaje.

Entonces llamó José María García para una entrevista al jugador del Celta y, en el curso de esa entrevista se enteró de lo que le había ocurrido a David Ordóñez. El tema cogió auge y tras unas negociaciones, tanto Jesús Gil presidente del Atlético de Madrid como  Luis Cuervas su homónimo del Sevilla, se brindaron para homenajear a este jugador, concretamente el día 19-3-1989 en una mañana lluviosa en el estadio de La Victoria. Aquel día toda la ciudad de Jaén  y provincia se volcó con un David Ordoñez que vivió emocionado el reconocimiento y el apoyo que le llegaba de las miles de personas que se dieron cita en el Estadio de La Victoria.

David lo pasaría mal a su llegada a Jaén, tras su paso por el centro médico de Toledo, pero la que hoy es su mujer, Toñi, ha sido un pilar muy importante para David. Durante su recuperación, estuvo en todo momento a su lado, También Manolo Chumilla le llamaba y le animaba mucho a seguir adelante.

 Con el paso del tiempo él fue consciente de que la vida no acaba ahí y decidió sentirse importante y comenzó a trabajar en el Club como administrativo, pasando de llevar la base de datos, a sellar entradas, coger el teléfono… en fin, ayudar en todo lo posible a su Real Jaén pero ya en los despachos.

David después de dejar el Club decide comenzar una nueva etapa y comienza a trabajar  en el Ayuntamiento de Jaén como funcionario, concretamente en el patronato de deportes.

En la temporada 96-97 con el Real Jaén en 2ªA, su entrañable amigo Rafa Lendinez -gerente del club por entonces- realiza una llamada a David diciéndole que en el partido que el equipo blanco disputaría contra el  filial del At.Madrid,  concretamente el 21 de Septiembre, se le haría entrega de la insignia de oro y brillantes por parte de la entidad que presidía Juan Carlos Hidalgo, un hecho que jamás olvidara el bueno de David Ordóñez.

En definitiva David se siente muy feliz al lado de Toñi, su mujer, una persona entrañable para él y de sus dos hijos David y Mario. Dos jóvenes que quieren seguir la estela del padre. El primero  ya ha pasado por varios equipos de 3ª y 2ªB debutando hace unas temporadas con el Real Jaén, mientras el segundo acaba de firmar por el Mancha Real.

Hablar de David Ordoñez  es decir que es, un chaval amable, sincero y lo mejor de todo un deportista ejemplar.