Inicio Opinión Antonio Oliver Manzano: «Atentos, porque China empieza otra revolución, la de las nacionalizaciones en...

Manzano: «Atentos, porque China empieza otra revolución, la de las nacionalizaciones en su fútbol»

480
0
Compartir

Gregorio Manzano , que en la primera parte de esta entrevista nos hablaba de la cautela con la que se debe actuar con los jóvenes, tuvo a sus órdenes a dos jóvenes talentos del fútbol. Fernando Torres y Samuel Etoo tuvieron, muy jóvenes, a Manzano como técnico: “Eran dos jugadores con unas condiciones extraordinarias. Los entrené muy jóvenes, en pleno periodo de encaje, adaptación y crecimiento. Tenían, como ya se veía entonces y como se ha demostrado después, una proyección fácil de ver. Eran dos personalidades distintas, dos forma diferentes de comportamiento y de entender las cosas. Etoo era muy especial porque venía de una cultura diferente. Mi trabajo con ellos fue el que se hace en estos casos. Además de la parte futbolística, hable mucho con ellos de otras cosas. El aspecto psicológico jugaba un papel muy importante. Había que tratar de que ellos supieran deslindar lo que reforzaba e influía positivamente en su desarrollo y lo que no les convenía o les perjudicaba para su crecimiento profesional. Hay diferencias entre ellos, eran distintos pero tenían algo exactamente igual, su enorme corazón. Luego el fútbol los han disfrutado mucho tiempo y los dos han dejado una huella deportiva y humana, difícil de olvidar”.

Etoo y Torres jugaron a las órdenes de Gregorio Manzano pero no jugaron juntos: “Jesús Gil tenía la idea, no sé si hubiera sido posible, de juntarlos en el Atlético de Madrid. Cuando me preguntáis  por estos dos jugadores siempre recuerdo ese deseo de Gil. Creo que, por cómo sucedieron los acontecimientos, fui la última persona que habló con él antes de que sufriera el ictus que, desgraciadamente, fue el desencadenante de su muerte. Hablamos el sábado sobre las doce y media de la noche. Yo estaba en Santander donde jugábamos contra el Racing y en aquella última charla hablamos de Torres y Etoo. Me dijo que si lograba juntarlos en el Atleti podía ser algo extraordinario. Nos despedimos y por la mañana me comunicaron la noticia que yo tuve que comunicar a la plantilla. Fue una semana muy dura para todos. El sábado siguiente fue su entierro y el domingo jugamos en el Calderón contra el Real Zaragoza…”

Tras un periplo completísimo que le ha llevado de las categorías regionales a Primera División en la Liga española, Manzano hizo su camino particular en China y logró, inmediatamente, dejar una marca que fue reconocida por la Asociación China de Fútbol que en 2014 nombró a Gregorio Manzano, mejor entrenador de la Superliga China: “China está en un momento muy importante en relación con el fútbol. Llevan mucho tiempo trabajando para estar a la altura de los países de su órbita en materia futbolística. Japón, Corea o Australia son referentes a los que quieren alcanzar. Estos países están habitualmente en las grandes citas internacionales mientras que China no acude a un Mundial desde 2002. Comenzaron  captando a figuras que terminaban sus carreras y que iban a China para tratar de impulsar con sus nombres este deporte. Esto ha cambiado y ahora se realizan fichajes de jugadores que tiene recorrido y una trayectoria diferente. Sin embargo el cambio chino es el de las nacionalizaciones. El gobierno chino  abre la puerta a las nacionalizaciones de jugadores para que puedan formar parte de la selección y de esta forma tener más posibilidades de estar a la altura necesaria para acudir a un mundial. Esta iniciativa, hasta hace muy poco impensable, sirve para hacernos una idea de lo implicados que están y el reto que han asumido. La medida ha sido muy recibida a todos los niveles. Lo cierto es que un brasileño, Ekellson, ha sido el primer nacionalizado. Veremos si el tiempo da o quita razones y si China está en el Mundial de Qatar en 2022”.

Al principio de esta entrevista hemos repasado recuerdos del tiempo en el que Manzano arrancaba su carrera. Siempre tiene un hueco para volver a sus orígenes. La semana pasada estuvo en la presentación de temporada del At. Jaén: “Siempre que puedo acudo a dar mi modesto apoyo a personas que, además de amigos, son unos trabajadores infatigables y que están haciendo mucho bien al fútbol de cantera. Tiene a 300 deportistas en diferentes secciones, chicos y chicas, maravillosamente atendidos y mantiene una estructura compleja a base de muchos esfuerzos y de sacrificios que deben ser reconocidos por todos. Fue un placer y una satisfacción acudir a su llamada y compartir la velada con ellos y los chavales”

Gregorio Manzano también entrenó al Real Jaén y lo sacó del pozo de la Tercera División con un ascenso. El Real Jaén pasa por momentos complicados, siempre con los temas económicos como rémora: “La verdad es que resulta complicado recordar una época en la que, independientemente de los resultados, no haya habido problemas económicos. Al final el Real Jaén tiene a su afición. Es complicado convivir todos los años con las dificultades pero el aficionado debe tener claro que al club se le ayuda de muchas maneras. Las personas pasan y el club siempre está ahí. Lo importante es saber cómo se puede ayudar. Es importante evitar todo lo que pueda perjudicar la esencia. No es fácil. Desde lejos sigo todo lo que afecta al Real Jaén, le tengo mucho cariño. Solo deseo lo mejor para una afición que merece otra categoría. Ojalá se hagan las cosas bien.”

El presente de Gregorio Manzano es ver fútbol y seguir pendiente de una profesión que, por fortuna, también es su pasión. Hoy está en Valladolid y cuando habla del futuro lo hace con serenidad: “No hay prisa. No se trata de entrenar por entrenar. Hay cosas que marcan mucho las decisiones a la hora de ponerse en marcha. China puede ser un destino pero no descarto nada, sería absurdo porque luego viene el fútbol y, de la noche a la mañana, cambia todos los planes que habías hecho. Dejemos que todo fluya…”