Inicio 1ª División El Real Madrid mantiene el liderato ante el Granada, a su estilo,...

El Real Madrid mantiene el liderato ante el Granada, a su estilo, sufriendo (4-2)

317
0
Compartir

Javier González Mejías.– Comenzaron las cosas en el Bernabéu de la mejor manera para los de Zidane. Se ponían por delante en el marcador a los tres minutos del pitido inicial, con un pase de exterior a cargo de Gareth Bale que dejaba a Benzema solo ante la portería para que hiciera el primero del Real Madrid. Las circulaciones eran buenas, los jugadores se encontraban y estaban cómodos en el campo. Buen comienzo.

El Madrid carburaba y encontraba fácil los espacios, mientras el Granada mantenía a su hombre más adelantado, Soldado, ex de la casa blanca, defendiendo en su propio campo y aun así conseguían mostrar peligro en ocasiones aisladas e inquietar a Areola. Pero no todo serian buenas noticias en esta primera parte para los blancos, las molestias de Kross le obligaron a una temprana retirada del terreno de juego. Otro más que se suma a la lista de lesionados en la que no paran de aparecer nuevos nombres.

La primera parte, en la que el Real Madrid mostró su mejor imagen, finalizaría con un último hachazo de los blancos que iba a suponer el estreno de Hazard en la liga Santander. Gol importante y de buena factura, aunque el belga sigue sin mostrar su nivel más alto.

La segunda mitad comenzó mostrando un encuentro sin dueño, marcado por un exceso de desconcertante juego aéreo, de cabeza a cabeza, y una sucesión de faltas sin sentido. Entre todo este alboroto apareció un derechazo a la escuadra de la puerta de Rui Silva, con el nombre de Luka Modric poniendo el tercero en el marcador. El gol del croata debía servir para dar estabilidad y tranquilidad al encuentro. No fue exactamente así.

Tras un fallo grave de Areola, dormido en la portería, llega un penalti que iba a dar mucha vida a un Granada dispuesto a todo en esta segunda mitad, pese al 3 a 1 en contra. El Madrid empezó a sufrir y a mostrar los nervios que ya ha padecido en otros partidos. El temor que se respiraba en el Bernabéu tenía fundamento. En un saque de esquina el equipo andaluz hacía el segundo de su cuenta. Tras el saque del córner hubo una peinada y en el segundo palo, Domingos Duarte, solo tuvo que empujarla al fondo de la red poniendo en modo pánico el estadio y provocando inestabilidad e indecisión en el equipo blanco. Pese al mal trago el conjunto de Zidane no tardaría en reaccionar consiguiendo acciones de peligro, sin efectividad, pero que rebajaron un poco la sensación de drama.

Se sumaban las ocasiones en la recta final de partido para el Real Madrid en una segunda parte sin brillo y con algunas llegadas a la contra, frente a un Granada que estuvo a punto de provocar un descosido en casa del líder. El equipo de Diego Martínez demostró en la segunda mitad la razón por la que llegaba como segundo clasificado al estadio Santiago Bernabéu. Pagaron los desajustes de la primera mitad pero la rectificación pudo haberles dado un premio. Sin embargo el Real Madrid, a pesar de no enlazar jugadas ni dar señales de control que tranquilizarán a la grada, lograría cerrar el partido con el cuarto gol. En el último minuto del encuentro James, que había salido instantes antes, rescataría un balón muerto en el punto de penalti y lo mandaría a la red, finalizando así el encuentro. El Real Madrid gana, como viene siendo habitual en su campo, entre dudas y sufrimiento pero mantiene el liderato antes del parón de Selecciones.