Inicio Portada Nono, un sevillano que creció y triunfó en el fútbol de Jaén

Nono, un sevillano que creció y triunfó en el fútbol de Jaén

1021
0
Compartir

Juan A. Águila.-  Antonio José Frasquier Cobo conocido futbolísticamente como “Nono”, nació en Sevilla 25 de Junio 1969, pero afincado en la localidad jiennense de Martos desde hace muchos años.

Sus comienzos en el mundo del fútbol serían en su pueblo en el Martos  C.F. donde muy pronto dejaría sus destellos de calidad y el Iliturgi lo ficharía para su equipo de 3ª división.

Durante un encuentro que disputara el Real Jaén en pretemporada 92-93 en Andújar, Rafael Alcaide Crispí  se fijaría en él y pidió su fichaje a los responsables de la secretaría técnica del equipo blanco. Después de unas largas negociaciones el día 8 de Octubre, Nono se incorporaría a la plantilla del Real Jaén. Pronto debutaría como titular en un encuentro que acabaría en tablas, concretamente ante el Cacereño, actuando Nono en una posición no muy habitual en el centro de la defensa, sabiendo que era un lateral izquierdo nato, pero la verdad no desentonó en su debut.  A la semana siguiente, Nono sería titular de nuevo y así debutaría en casa ante el San Roque. Luego poco a poco iría entrando en los planes del entrenador que le daría minutos en diferentes encuentros de liga porque  en Copa no pudo actuar al haber jugado con el Iliturgi en dicha competición.

En la temporada siguiente 93-94, Nono empezaría a entrar en las alineaciones de la mano de Tolo Plaza que lo tuvo de jugador en el Iliturgi y sabia de la calidad de este jugador y su buena pierna izquierda. Le apodaban en Johan Neeskens del Real Jaén.

Nono ha sido uno más de esa buena camada de jugadores que eran más que una familia , Chumilla,Pascual,Rueda,Los hermanos Roteta,V.Herrero,Yepes,etc…que han vivido los buenos y malos momentos de este Club. En la temporada 96-97 después de intentarlo hasta en 5 ocasiones, Nono ascendería con el Real Jaén a 2ªA, momentos de alegría los que vivieron en Figueras estos jugadores que de la mano de Quico Álvarez conseguirían un hecho que se les estaba resistiendo.

La temporada de 2ª a Nono jugaría un buen número de partidos en concreto 32 partidos de liga consiguiendo 1 gol, disputando un total de 2.226 minutos, buen rendimiento de este marteño que supo ganarse la confianza tanto de Quico como de Jiménez.

Tras el descenso en Extremadura, Nono seguiría en el club de la mano de Teixidó y sería una temporada difícil como todas las que hay después de un descenso. La temporada 99-00 el Real Jaén volvía a la categoría de plata en aquel famoso partido de Ourense con aquel penalti famoso que transformaría Jesús Sierra donde Nono sería una pieza clave.

La siguiente temporada 00-01 bajo el mando de Braojos, Nono seguía jugando a buen nivel realizando una magnifica temporada, disputando 38 partidos y un total de 3.203 minutos marcando un gol. La temporada finalizaría con el equipo en una 8º posición y una magnífica labor de Nono y de sus compañeros, que pese a contar con buenos jugadores, Nono supo ganarse el puesto a base de esfuerzo y sacrificio.

Tras la marcha de Pedro Braojos  01-02 el club firmaría a Francisco López Alfaro y Nono era ya todo un veterano en la plantilla y un jugador básico para el entrenador actuando hasta en 31 ocasiones haciéndolo 29 de titular y 2 de suplente. Fue una temporada difícil e irregular y eso el club lo notó volviendo de nuevo al pozo de la 2ªb.

Tras el descenso Nono dejaría el club después de 10 temporadas vistiendo la elástica blanca donde disputó: 347 partidos de los cuales 330 en liga y 17 en copa del Rey. Nono ha disputado en total  26.797 minutos de los cuales 25.399 en liga y  1.398 en copa del Rey, marcando 8 goles en las 10 temporadas 2 de ellos de penalti.

Luego firmaría por el Granada aunque no llegó a debutar y marchó al Yeclano equipo de 2ªb donde un año más tarde volvería a tierras jienenses concretamente al  C.D.Linares donde jugaría dos temporadas marcando incluso un gol al Real Jaén en un partido de liga con la camiseta azulilla.

Para terminar su carrera jugaría en el Torredonjimeno C.F de la mano de Paco Montijano y el año siguiente con J.L.Sanchez Amezcua donde al finalizar colgaría las botas.

Un futbolista extraordinario profesional, trabajador y como no,  mejor persona. Siempre estará agradecido al este Club por la oportunidad que le brindó de vestir este escudo. Definir a Nono sería sinónimo de raza, entrega y sacrificio…… “El expreso de Martos”

Fotos: Archivo Juan A. Águila