Inicio Opinión Antonio Oliver España se equivoca y Noruega logra un empate justo (1-1)

España se equivoca y Noruega logra un empate justo (1-1)

142
0
Compartir

El empate a uno fue un regalo pero el rival lo merecía. España jugó mal y especialmente mal los últimos minutos. Dejó que los noruegos sacaran provecho de su esfuerzo y forzaran un error al límite del tiempo. Empate justo. Cuando el partido avanzaba hacía el final, metidos en descuento, un penalti resolvió el problema de Noruega y dejó a España sin su inmaculada clasificación. No hubo celebración para los de Robert Moreno. Empate feo, pero no grave. 

El partido fue un ir y venir de dos selecciones a distinto ritmo y con diferente intensidad. España usó sus recursos técnicos y trató de que el marcador se abriera pero faltó acierto y un punto de velocidad para desbaratar la estructura defensiva de un conjunto noruego que sabía lo que se estaba jugando y se notaba. La velocidad, la intensidad, la anticipación y la resolución para ir a la puerta de Kepa, hablaba de la necesidad imperiosa que tenían los locales. Odegaard intentó que su orquesta sonara pero, aunque dejando detalles de su clase, tampoco fue el mejor partido del brillante timonel de la Real Sociedad.

La primera parte se consumió sin grandes notas por parte de la Selección de España. No estaba cómodo en el campo el equipo español y sufrió la acometividad de los jugadores noruegos que, en un par de acciones aéreas pudieron complicar la vida a Kepa. El final del primer acto concluyó con un apretón serio de Noruega que obligaba a España nadar y guardar la ropa. Lo mejor fue que llegara el descanso.

La segunda mitad empezó dando otro aire al equipo de España. Ceballos armó una jugada que, tras pasar por los dominios de Bernat, concluye con un balón cerca de la frontal al que contesta Saul con un fuerte lanzamiento que abría el camino. Veinte minutos buenos de España y a partir de ahí, desconcierto y mala ocupación de espacios por parte de los españoles que ya irían a remolque casi toda la segunda parte.

Vimos alguna acción aislada de ataque y vuelta a repetir las mismas urgencias y los mismos errores del final de la primera parte. Saul deja un balón en la salida y ahí se acaba gestando el penalti que comete Kepa en salida errada. Penalti que lanza King y establece el empate que da aire a Noruega y deja a España sin clasificación y esperando lograrla ante Suecia.

El partido tuvo el brillo de los 168 que ha firmado Ramos, siendo el jugador con mas internacionalidades. Supera a Casillas que tenía ese registro hasta hoy y sigue su camino. Ahora dicen que quiere ser olímpico. La Selección estuvo falta de orden en ciertos momentos y evidenció claras dudas defensivas. Le faltó remate, pese a los palos de Fabián y, al final, cabeza para cerrar el partido. Noruega jugó como quién se juega algo. España naufragó en el mar de unas urgencias que no necesitaba. Hizo falta echar un ancla y parar, pero decidieron ir viento en popa a toda vela…hasta el empate. Fútbol.